El tío del asesino de Pioz y hermano de una víctima se derrumba en el juicio: "Estoy sufriendo como un loco"

Apunta al deterioro de las relaciones del acusado con su familia justo antes de los asesinatos

El tío del asesino de Pioz y hermano de una víctima se derrumba en el juicio: "Estoy sufriendo como un loco"
25 de octubre de 2018 EUROPA PRESS

GUADALAJARA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

Walfran Campos, hermano de Marcos Campos y tío de su asesino, Patrick Nogueira, ha declarado como testigo en el juicio por el 'caso Pioz' en uno de los momentos de más tensión de los vividos hasta ahora. A su entrada en la sala de vistas, ha cruzado la mirada con el asesino de su hermano, que ni se ha inmutado mientras él se derrumbaba antes de empezar su declaración. "Marcos era mi hermano pequeño. Era una persona feliz", aseguraba entre sollozos.

Durante su declaración, Campos se ha venido abajo en varias ocasiones. "Llevo dos años sufriendo. No tengo vida. Estoy sufriendo como un loco. Yo creía en su inocencia y le defendí. Era como mi hijo", ha afirmado, llegando a dirigirse al acusado para decirle que en estos momentos preferiría estar en el lugar de su hermano asesinado y no con este sufrimiento.

Tal y como ha detallado, él se enteró en Brasil de la muerte de sus familiares por la prensa a través de informaciones que apuntaban a un posible ajuste de cuentas, asegurando que nunca sospechó de Patrick. "No creí nunca que fuera un asesino. Yo siempre le defendí porque era una persona excepcional".

Tras criticar que la policía brasileña "no hizo caso en ningún momento", ha rememorado cómo el ahora acusado se iba de fiesta mientras se conocía la aparición de los cuerpos de sus tíos descuartizados.

"VINE A LIMPIAR EL NOMBRE DE MI FAMILIA"

Aún sin saber que Nogueira era el autor de las muertes, ha especificado que pidió dinero a su entorno para viajar a España a "limpiar el nombre" de su familia ante las informaciones de que los asesinatos podrían ser causa de un ajuste de cuentas.

Ya en España, la Guardia Civil se puso en contacto con él para enseñarle las primeras pruebas recabadas y que ya incriminaban a Nogueira.

Fue entonces cuando se comunicó con su familia en Brasil para informar de este extremo, lo que fue interpretado por la hermana de Nogueira como un intento de "engaño" por parte de la Guardia Civil.

En este punto, la hermana de Nogueira se vino a España con un abogado para conocer los detalles del caso, momento en el que terminó de convencerse de que su hermano era el autor de los crímenes. Es por ello, según ha dicho, que aceleró el regreso de Nogueira a España para evitar ser juzgado en Brasil.

APUNTA AL DETERIORO DE LAS RELACIONES ENTRE NOGUEIRA Y MARCOS

El hermano del asesinado ha apuntado al deterioro de la relación entre Patrick Nogueira y su familia. Incluso, tres días antes de los hechos, Marcos le llegó a confesar que Nogueira había cambiado.

"Me dijo que ya no era el mismo. Que no le respetaba", ha dicho, afirmando que no le obedecía, no limpiaba nada y se negaba incluso a bajar la basura alegando que no era el "empleado" de nadie.

En su opinión, la mudanza de su hermano a la localidad de Pioz se produjo "por un motivo claro", como era el de conseguir una mayor calidad de vida, y no abandonar a Patrick Nogueira.

Incluso, ha asegurado, la madre de Nogueira le sugirió que se mudara a una casa más grande desde Torrejón de Ardoz para que hubiera más espacio para el autor confeso de los crímenes.

La primera reacción de Nogueira al conocer la noticia de la mudanza fue contraria. "No voy a ir a ese infierno, me quedo cerca de Madrid, cerca de mi fútbol", dijo el autor confeso de los crímenes, si bien posteriormente "cambió de opinión".

EL SUEÑO DE SER FUTBOLISTA

Walfran Campos ha explicado que la primera vez que Nogueira vino a España fue tras una decisión repentina. Vendió un coche que le acababa de regalar su padre y esgrimió su sueño de ser futbolista como justificación. "Su madre me pidió ayuda para evitar su marcha", ha llegado a decir.

Por la sala de vistas ha pasado el propietario de una vivienda de Alcalá de Henares donde residió Patrick Nogueira desde unas tres semanas antes de cometer los asesinatos hasta su viaje a Brasil.

El casero, que ha recordado que le cobraba 250 euros al mes, ha declarado que cuando abandonó la casa para volver a su país de origen le escribió un mensaje: "Me dijo que se había ido por un problema familiar. Algún familiar, no sé si su tío, le estaba acusando de estar metido en un tema de drogas, y por eso tuvo que abandonar Madrid", ha indicado.

Una compañera de piso de Nogueira en esta vivienda --que ha prestado declaración por videoconferencia-- ha dicho que la relación con el acusado era muy buena y que en alguna ocasión le habría confesado que tuvo problemas con la bebida.

También ha apuntado que el día 18 de agosto, después de que ocurrieran los hechos, comprobó que había muchas botellas de alcohol --en concreto, tres botellas y varios envases de vino vacíos-- y restos de vómito en la casa.

Además, ha agregado que, a partir de ese momento, la relación con Nogueira se enfrió, y mientras antes había incluso bromas entre ambos, desde ese momento dejan de hablar.

Incluso, ha dicho, se llegó a despedir de ella. "Me dijo que no me iba a ver más", le espetó la última vez que se vieron.

"TENÍA OBSESIÓN CON SU TÍO"

La compañera de piso ha revelado algunas de las conversaciones con Nogueira sobre su familia. "Tenía obsesión con su tío. Decía que estafaba a la gente, que no pagaba, algunas veces le insultaba", ha aseverado.

Según ha dicho, Nogueira le explicó que se había mudado a Alcalá de Henares después de que su familia le abandonara. "Me dijo que le habían dejado tirado y que le habían dejado al frente del pago del alquiler de Torrejón de Ardoz".

Contador