28 de agosto de 2009

Tormenta tropical Danny bordea noreste EEUU

Por Jane Sutton

MIAMI (Reuters/EP) - La tormenta tropical Danny se debilitó en el Océano Atlántico el jueves, y ya no se espera que se convierta en huracán, pero se acercó a la costa estadounidense en una trayectoria que podría llevarla el domingo hacia las provincias costera de Canadá.

Las alertas de tormenta fueron emitidas para la costa de Carolina del Norte y residentes de la costa este de Estados Unidos, desde las Carolinas hasta Nueva Inglaterra, fueron llamados a monitorear Danny, la cuarta tormenta tropical de la temporada 2009 del Atlántico.

Los vientos máximos sostenidos de la tormenta disminuyeron de 60 millas por hora (97 kph) a 50 millas por hora (80kph), mientras giraba al oeste a unos 3 kilómetros por hora (2 millas), señaló el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH). Se espera que empiece a moverse más rápido y se dirija al noroeste durante las últimas horas del jueves.

A las 17.00 hora del este (2100 GMT) el centro de la tormenta estaba a unos 880 kilómetros (545 millas) al sur sureste de Cabo Hatteras, en Carolina del Norte, y se dio aviso de tormenta tropical desde Cabo Lookout hasta el pueblo de Duck, alertando a los residentes de posibles condiciones de tormenta en las próximas 36 horas.

SIN AMENAZA DE HURACÁN

Los meteorólogos descartaron que Danny se convierta en un huracán de categoría 1, el rango más bajo en la escala de cinco grados de intensidad de Saffir-Simpson.

Se espera que sus vientos máximos sostenidos lleguen a un máximo de 115 kilómetros por hora (70 millas por hora), por debajo de la fuerza de un huracán.

La trayectoria más probable de Danny podría llevarla lejos de Outer Banks de Carolina del Norte para la mañana del sábado, y horas después hacia Martha's Vineyard en Massachusetts, donde el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, está tomando una semana de vacaciones.

También podría llevar un clima tempestuoso a Boston, donde el sábado se realizarán los funerales del senador Edward Kennedy.

En su trayecto, Danny también podría pasar por las provincias atlánticas de Canadá para el domingo. La región energética exporta crudo, gas natural y productos refinados al noreste estadounidense y otros destinos.

Los operadores de los mercados de energía siguen muy de cerca las tormentas que pueden ingresar al Golfo de México e interrumpir la producción estadounidense costa afuera de petróleo y gas natural o la refinación de crudo a lo largo de la costa.

Los operadores de materias primas, por su parte, también siguen de cerca la evolución de las tormentas por su posible efecto en la producción agrícola, especialmente de cítricos y algodón en Florida y otros estados a lo largo de la costa de Texas.

La cotización de bonos vinculados a seguros, que transfieren riesgos de seguros asociados con desastres naturales a los inversores de mercados de capital y pueden ser utilizados para protegerse de otras exposiciones a riesgos climáticos, también pueden verse afectados por la futura trayectoria de la tormenta.