27 de noviembre de 2015

Tribunal chileno prohíbe a una madre amamantar a su hijo por fumar marihuana

SANTIAGO, 27 Nov. (Notimérica) -

El Tribunal de Familia de Chile ha prohibido a una madre amamantar a su bebé recién nacido después de que el centro en el que dio a luz, el Hospital Higueras (en la región de Biobío) alertara de que la madre había fumado marihuana antes del parto como consecuencia de una dolencia en la muñeca.

La chilena, Cinthya Ortiz, de 27 años y su pareja acudieron al hospital cuando la mujer iba a dar a luz. Tras el parto se le consultó a la madre si había consumido algún tipo de drogas, a lo que respondió que había fumado cannabis con fines terapéuticos, ya que se había roto la muñeca como consecuencia del embarazo.

Cuando el hospital descubrió lo sucedido puso en marcha un mecanismo de protección para el menor, avisando a las autoridades de la irregularidad que había cometido la madre. El Tribunal de la Familia decidió establecer medidas cautelares, impidiendo que Ortiz pudiera amamantar a su bebé.

El día después del parto, los servicios sociales acudieron al hospital y le explicaron la situación a la joven, restringiendo a dos horas y media el tiempo que los progenitores podían pasar con el bebé.

Según ha explicado la directora del recinto, Patricia Sánchez, la decisión se tomó para proteger el bienestar del menor y se hizo siguiendo los patrones establecidos por el propio hospital. En relación a la lactancia, Sánchez ha declarado que "solo se ha postergado su inicio" y que, en ningún caso, se impedirá a la madre cuidar de su hijo.

En una entrevista concedida al diario local 'La Tercera', la joven pareja explica que por haber dicho la verdad, están sufriendo "una injusticia" y están siendo "amenazados y discriminados".

El caso ha suscitado controversia en Chile, donde varias asociaciones a favor del consumo de cannabis han señalado que el bebé debe permanecer con su madre durante los primeros días, mientras que la ministra de Salud, Carmen Castillo, ha argumentado que la situación resulta "delicada" y que se está trabajando solo por la seguridad del niño.