5 de febrero de 2019

El TSJ ordena liberar a los cinco trabajadores de Vale detenidos tras la rotura de una presa en Brumadinho

El TSJ ordena liberar a los cinco trabajadores de Vale detenidos tras la rotura de una presa en Brumadinho
REUTERS

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Brasil ha ordenado este martes la liberación de cinco trabajadores de la empresa Vale detenidos tras la rotura de una presa minera en la localidad de Brumadinho, un suceso que se ha saldado con más de 130 muertos y cerca de 200 desaparecidos.

El tribunal ha detallado en un comunicado publicado en su página web que la decisión afecta a los ingenieros Andre Jum Yassuda, Makoto Namba y Rodrigo Artur Gomes de Melo, al director ejecutivo para operaciones de la empresa, Ricardo de Oliveira, y al gestor medioambiental de Vale, Cesar Augusto Paulino Grandchamp.

La decisión ha llegado a raíz de una petición presentada a favor de los cinco en un tribunal de Minas Gerais, estado en el que se encuentra ubicado Brumadinho. Los cinco fueron arrestados el 29 de enero.

La relatora de la causa, Nefi Cordeiro, ha destacado la gravedad del caso y la conmoción social causada por la tragedia, si bien ha manifestado que las pruebas recabadas hasta ahora no justifican que estas personas continúen detenidas.

El lunes, un tribunal brasileño ordenó a Vale que deje de usar ocho depósitos de residuos minerales, incluida la mina de Brucutu, con una capacidad anual de 30 millones de toneladas de hierro, lo que reduciría casi el nueve por ciento su producción anual, según informó la agencia de noticias Reuters.

Según las informaciones facilitadas la semana pasada por el diario local 'Folha de Sao Paulo', la compañía sabía que las zonas afectadas estaban en riesgo en caso de que se rompiera alguna de las represas, entre ellas las oficinas y el restaurante en el que estaban la mayoría de los trabajadores en el momento del suceso.

El alud de barro destruyó las sirenas que debieron alertar a los empleados y bloquearon una ruta de escape que había sido descrita como segura por parte de Vale.

Las autoridades de Brasil congelaron en enero más de 800 millones de reales (cerca de 191 millones de euros) en fondos de la empresa como compensación para las víctimas.

La tragedia ha generado una ira generalizada en Brasil y nuevas dudas sobre el compromiso de Vale con la seguridad después de un incidente similar ocurrido hace tres años en un yacimiento del que era copropietario.

El presidente ejecutivo de la empresa, Fabio Schvartsman, ha afirmado que Vale detendrá las operaciones que usan esas presas y que gastará unos 5.000 millones de reales (alrededor de 1.136 millones de euros) en su desmantelamiento en los próximos tres años.

Contador

Lo más leído en Sociedad