26 de marzo de 2016

La tuberculosis, enfermedad persistente también en Iberoamérica

La tuberculosis, enfermedad persistente también en Iberoamérica
MSF

MADRID, 26 Mar. (Notimérica) -

El 24 de marzo de 1882 el médico alemán Robert Koch, al que tiempo después se consideraría como el fundador de la bacteriología, anunció el descubrimiento de la bacteria responsable de causar la tuberculosis (TB), la Mycrobacterium tuberculosis, posiblemente la enfermedad infecciosa más prevalente en el mundo.

Años más tarde, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 24 de marzo como el Día Mundial de la Tuberculosis con intención de paliar la enfermedad y de concienciar acerca de ella anualmente.

Tal y como indica la Organización Mundial de la Salud (OMS), la TB es una enfermedad infecciosa que suele afectar a los pulmones, se origina por la citada bacteria y se transmite de una persona a otra a través de gotículas generales en el aparato respiratorio. Principalmente afecta a los pulmones y sus síntomas más comunes son la tos crónica con esputo sanguinolento, fiebre, sudores nocturnos y la pérdida de peso.

En 2013, nueve millones de personas enfermaron de tuberculosis y 1,5 millones murieron por esta causa, un año más tarde, según ha publicado el diario argentino 'Gaceta', 9,6 millones de personas enfermaron a nivel mundial (0,6 más en un año) y falleció el mismo número de personas a causa de TB.

Por ello la OMS lanzó el año pasado una estrategia de dos décadas (2016-2035) para poner fin a la epidemia mundial y que no sea causa de mortalidad, morbilidad y sufrimiento a través de diversas medidas que deberán adoptar los gobiernos.

Las instituciones deberán centrar su atención en el paciente, impulsar la investigación y fomentar la innovación necesaria para acabar con la enfermedad en sus respectivos países.

Además, la Red Iberoamericana de Innovaciones en el Control de la Tuberculosis, tal y como publica la Sociedad Española de Neumonía y Cirugía Torácica (SEPAR) en su página web, cuenta con una serie de protocolos y proyectos al respecto, como crear una Red Temática sobre Tuberculosis para compartir experiencias exitosas entre los grupos de los países participantes, que faciliten la interacción, cooperación y transparencia de conocimientos y tecnologías en relación al control de la enfermedad.

Su objetivo secundario pretende establecer un mejor control de la antiguamente llamada tisis en los países de Iberoamérica y España con medidas como: reducir las cifras del retraso del diagnóstico, mejorar el cumplimiento del tratamiento, fomentar la revisión de los contactos, sobre todo de los casos bacilíferos, e identificar y cuantificar factores de riesgo de transmisión de la TB.

TUBERCULOSIS EN IBEROAMÉRICA

De acuerdo con un proyecto de investigación de la Red Iberoamericana de Innovaciones en el Control de la TB, Ecuador es uno de los países iberoamericanos con una tasa de incidencia de tuberculosis pulmonar mayor que la de otros países, pues en 2011, se registró en el país un total aproximado de 35 enfermos por 100.000 habitantes, además de una importante tasa reconocida de subregistro.

En datos publicados por 'Gaceta' más de 10.500 casos nacionales fueron notificados al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud y según medios locales, Tijuana es el municipio mexicano con mayor tasa de pacientes con TB, pues ha registrado más de mil casos, 89 de ellos entre 2015 y lo que va de 2016, pues, en palabras de la titular de Coordinación de Microbacteriosis de la Jurisdicción Tijuana, Tecate, Liliana Ramos, "la tuberculosis representa un serio problema de salud pública y un reto para los servicios de salud y sociedad en general".

Por su parte, el Ministerio boliviano de Salud comenzó este lunes una campaña preventiva de la TB que durará toda esta semana, después de precisar que se han identificado 7.888 casos, la mayoría de ellos en el departamento de Santa Cruz, y cada año fallecen 200 bolivianos por esta causa.

Asimismo, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) indicó en su página web que el pasado año 2014 23.000 personas fallecieron por tuberculosis (incluyendo también sida VIH), 280.000 personas enfermaron de la misma y unas 65.000 personas no fueron diagnosticadas.