5 de diciembre de 2015

El turismo en el noreste de Brasil, en jaque por el brote de microcefalia

El turismo en el noreste de Brasil, en jaque por el brote de microcefalia
CHINA STRINGER NETWORK / REUT

RÍO DE JANEIRO, 5 Dic. (Notimérica) -

Estados del Noreste de Brasil como Pernambuco, Bahía y Ceará se preparan para el turismo que llega de todos los rincones de Brasil con el verano y las vacaciones de Navidad, aunque este año podría ser diferente debido al brote de microcefalia que afecta a la región.

Esta parte de Brasil concentra la gran mayoría de los casos detectados hasta ahora en el país -1219 de un total de 1248_siendo Pernambuco el estado más afectado, con 646 casos.

Según la prensa brasileña muchas personas, en especial las embrazadas, están replantando sus destinos por miedo a contraer el virus Zika. Es el caso de Mariana Martins, que reside en Brasilia y canceló su viaje a Recife (Pernambuco) por prevención.

"Estoy en la 12ª semana de gestación. Iba a ser la madrina de una boda, pero he preferido evitar el viaje por un bien mayor"; explicaba este semana al diario 'Folha de São Paulo'.

Mientras crece el número de ginecólogos que recomienda a las mujeres que no se queden embarazadas hasta que no se normalice la situación en el Noreste de Brasil las autoridades intentan calmar los ánimos y lanzar un mensaje de tranquilidad.

El Ministerio de Sanidad, por ejemplo, ha remarcado que no hay ninguna recomendación oficial para que las embarazadas dejen de viajar a esta zona de Brasil, aunque sí aconsejan extremar las medidas de precaución para evitar las picaduras de los mosquitos Aedes Aegypti, portadores del Zika.

Usar repelentes especiales indicados para gestantes, ropas de manga larga y de cierto grosor y sobre todo evitar las acumulaciones de agua estancada son algunas de las medidas de prevención más habituales.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Sudamérica se han registrado casos del virus Zika en nueve países: Brasil, Colombia, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay, Surinam, Venezuela y Chile (Isla de Pascua).

La organización alerta especialmente sobre el caso de Brasil, donde el Ministerio de Sanidad ya se ha confirmado esta semana que existe una relación directa entre este virus y la microcefalia.

Esta peculiaridad hizo que esta semana una comitiva de investigadores extranjeros se desplazara hasta Pernambuco, con una visita al hospital Oswaldo Cruz de Recife, para analizar los protocolos puestos en marcha, temiendo una próxima expansión internacional de la microcefalia derivada del virus Zika.

Hasta el 30 de noviembre Brasil había registrado 1.248 casos de esta malformación en 14 estados, un aumento veinte veces superior a las cifras de años anteriores.

La microcefalia constituye una malformación neurológica en la cabeza del recién nacido, que provoca que los bebés afectados nazcan con un perímetro craneal 33 centímetros menor, lo que suele conllevar limitaciones en el desarrollo natural del niño.