12 de agosto de 2014

El último gol de Aaron Ramsey y la muerte de Robin Williams, una inquietante coincidencia

El último gol de Aaron Ramsey y la muerte de Robin Williams, una inquietante coincidencia
REUTERS

MADRID, 12 Ago. (Notimérica/EP) -

   El futbolista del Arsenal de la Premier League, Aaron Ramsey, volvió a marcar recientemente, y pese a la suerte de cara al gol, una estadística maldita rodea al jugador. Cada vez que Ramsey marca, un famoso fallece repentinamente. Podría sonar forzado si no fuera porque con la reciente muerte de Robin Williams, van siete las ocasiones en las que ocurre algo similar. Recogemos los goles y las muertes que les (per)siguieron.

   El uno de mayo de 2011 comenzó esta peculiar historia con un partido entre el Manchester United y el Arsenal. Ramsey recibía un pase cerca de la frontal del área y empujaba el balón en un tiro cruzado imparable hasta el fondo de la red. Era su primer gol de la temporada. Coincidió entonces al día siguiente que Barack Obama anunciaba la muerte de Osama Bin Laden. Suceso llamativo y obviamente sin relación alguna.

   En octubre de ese año, volvió a lograr anotar, esta vez frente al Totenham. Tres días después conocíamos la muerte del famoso creador de Apple, Steve Jobs, que no lograba superar el cáncer. Iban dos de dos, aunque por entonces todavía se veían como sucesos aislados.

   Y un par de semanas después, Ramsey marcaba de nuevo contra el Olympique de Marsella francés en un partido de la Champions League. El centrocampista recibió un pase en el área para rematar a placer. Al día siguiente se daba la noticia de la muerte del dictador libio Muamar Muhamad Abu-minyar Kadhafi.

   Ese fue un año singular que no llamó la atención respecto al aspecto tratamos. Sin embargo, en febrero de 2012 Ramsey volvió a marcar. El balón le vino de un rechace al borde del área, chutó y la pelota entró haciendo una carambola. Al día siguiente supimos que Whitney Huston nos había dicho adiós.

   En marzo de ese año volvió a anotar frente a Gales contra Escocia. Esta vez de penalti. El mismo día que el mítico pianista latino Bebo Valdés murió a los 94 años. Este fue su segundo y último gol de 2012.

   En la temporada de 2013, de nuevo en el mes de mayo, el jugador marcó en el partido que certificaba el descenso del Wigan a segunda división tras perder contra el Arsenal por 4-1. Fue una jugada en la que Ramsey recorrió el solo el campo contrario y estrelló el balón contra la red una vez más. Y de nuevo dos días después muere otro personaje histórico, el dictador argentino Jorge Rafael Videla.

   Y en septiembre de 2013 nos dejó otro trallazo desde la línea del área en un partido frente al Olympique de Marsella, uno de los rivales favoritos del Arsenal. Posteriormente el mundo del deporte lloró la pérdida del boxeador que tumbó a Mohamed Ali, Ken Norton.

   Por último, el pasado domingo Ramsey peleó una contra en el partido del Arsenal frente al Manchester United, haciendo el segundo gol y un día después hemos conocido la noticia de la muerte del actor Robin Wiliams.

   Obviamente Aaron Rampsey no tiene nada que ver con todo esto, aunque las coincidencias han sido hasta cierto punto dramáticas, el jugador ha marcado más goles sin que se hayan dado sucesos paralelos. Que sepamos.

TE PUEDE INTERESAR

La aspirina puede reducir el riesgo de padecer tres tipos de cáncer

La sequía de Sao Paulo lleva al racionamiento de agua a más de dos millones de personas