19 de marzo de 2019

La UNESCO apunta a Iberoamérica como la región históricamente más peligrosa para ejercer el periodismo

La UNESCO apunta a Iberoamérica como la región históricamente más peligrosa para ejercer el periodismo
REUTERS / EDGARD GARRIDO

TEGUCIGALPA, 19 Mar. (Notimérica) -

El pasado mes de noviembre, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) lanzaba el Observatorio de Periodistas Asesinados con el objetivo de hacer un seguimiento de las medidas adoptadas para castigar los delitos contra los profesionales de los medios de comunicación. Lo hacía el 2 de noviembre, coincidiendo con el 'Día Internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas'.

En según qué países, ejercer esta profesión puede pagarse incluso con la vida. Iberoamérica siempre ha estado en el punto de mira sobre esta cuestión y no es para menos. En menos de tres días, dos periodistas iberoamericanos fueron asesinados. Al primero, el mexicano Santiago Barroso Alfaro, le mataron en su casa de Sonora el pasado viernes, mientras que el domingo le quitaron la vida al hondureño Gabriel Hernández.

En su último informe, el Observatorio de Periodistas Asesinados de la UNESCO alerta de que los profesionales de la comunicación muertos entre 1993 y febrero de 2019 ya superan los 1.300. A nivel mundial, las dos zonas más peligrosas para ejercer el periodismo son Iberoamérica y la región de Asia-Pacífico, debido fundamentalmente a los periodistas muertos en conflictos armados en Oriente Medio.

En 2018 la segunda superó a la primera, con 34 asesinados en Asia frente a los 26 de Iberoamérica, pero tradicionalmente ha sido al revés. Tan solo México más de cien periodistas han perdido la vida en las últimas tres décadas, 39 de ellos en los últimos tres años, según la UNESCO.

Para la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF), los periodistas mexicanos corren "un gran riesgo" si investigan temas relacionados con el "narcotráfico" o la "corrupción de autoridades", según recoge la cadena 'CNN'. Para la organización no gubernamental, ejercer el periodismo en México expone al profesional a "atentados, secuestros o asesinatos".

En Brasil la situación no es más alentadora. 46 periodistas han sido asesinados desde 1994 en un país en el que, según RSF, "los profesionales no están protegidos por el Estado".

Tras los dos gigantes se encuentran Colombia, con 39 asesinados desde 1993, Honduras con 37 y Guatemana con 19, según datos del Observatorio de Periodistas Asesinados de la UNESCO.