27 de febrero de 2007

Uruguay/Brasil.- Detenido en Brasil un ex coronel uruguayo acusado de violaciones a los derechos humanos

MONTEVIDEO, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

La policía brasileña detuvo ayer, lunes, al ex coronel uruguayo Manuel Cordero, acusado de violaciones a los derechos humanos y varios crímenes, incluyendo el asesinato de dos políticos uruguayos en Buenos Aires en 1976.

Según informó hoy en un comunicado el Ministerio del Interior de Uruguay, el arresto fue "un trabajo conjunto de la unidad competente de este ministerio, la Interpol, el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Poder Judicial" uruguayo.

El coronel retirado, de 76 años, fue capturado en Santana do Livramento, una localidad cercana a la frontera con Brasil, donde vivía desde 2004, indicó el portavoz de la Policía Federal brasileña, Juliano Tabajara da Silva, quien agregó que el ex militar fue trasladado a un centro carcelario en Porto Alegre y permanecerá allí mientras se tramita la petición de extradición.

Esta solicitud es del Gobierno argentino, según indicó la Policía Federal, aunque desde Montevideo se informó que fue detenido por órdenes del juez uruguayo Luis Charles, quien investiga la desaparición de un militante izquierdista identificado como Alberto Soba Fernández.

El año pasado, Charles logró la detención de seis ex oficiales militares y dos policías retirados por crímenes cometidos durante la dictadura militar de 1973 a 1985.

El ministro uruguayo del Interior, José Díaz, afirmó hoy sentirse tranquilo y conforme con el trabajo que ha llevado a la detención del militar retirado, de quien sabían su paradero desde la semana pasada a través de la Interpol.

Sin embargo, el abogado de Cordero, Julio Fabero, consideró "ilegal" la detención porque entiende que fue realizada a partir de la petición de extradición desde Argentina, que se enmarca en las investigaciones del Plan Cóndor, según informa el diario local 'El País'. Fabero aseguró que la denuncia argentina estaba "archivada" y en eso basará sus reclamaciones para que Cordero sea liberado.