17 de mayo de 2006

Uruguay.- La ciudad donde se instalarán las papeleras experimenta un 'boom' inmobiliario ante la llegada de operarios

FRAY BENTOS, 17 May. (EUROPA PRESS) -

Fray Bentos, la localidad uruguaya donde se han instalado las dos plantas de celulosa que han provocado el conflicto con Argentina, ha experimentado en las últimas semanas un 'boom' inmobiliario ante la futura llegada de operarios que trabajarán en las fábricas.

Actualmente hay poco más de 2.000 trabajadores en las papeleras, pero se prevé que aumenten a unos 4.000 hacia final de año. De este modo, los precios de los alquileres de viviendas han experimentado un fuerte crecimiento, ya que las ofertas van desde los 400 a los 2.500 dólares (de 314 a 1.960 euros) al mes, según informa la emisora local 'El Espectador'.

El gobernador del Departamento de Río Negro, Omar Lafluf, reconoció hoy que actualmente no tiene una "solución de vivienda para los trabajadores", por lo que se están estudiando las medidas pertinentes para dar una solución al problema del transporte para que los obreros sigan viviendo en sus lugares de origen. En opinión de Lafluf, es necesario transmitir a los trabajadores "una cultura de viajar para trabajar".

En estos momentos hay unas 40 viviendas que fueron construidas por la empresa Botnia y hoy se inicia la construcción de otras 108 unidades por intermedio de un convenio entre la Intendencia local y el Ministerio de Vivienda.

De todos modos, el representante del Sindicato Único de la Construcción y Afines (Sunca) en Fray Bentos, Fabián Gadea, recalcó que el tema del alojamiento en la ciudad está siendo un problema. "Si bien hay algunas casas disponibles para alquilar, los precios de los alquileres se han ido a las nubes. Tiene que juntarse mucha gente para poder alquilar una casa, lo que hace que en casas que son para vivir ocho o diez están viviendo 20 personas", añadió.

Gadea prevé que cuando se terminen las viviendas que están en construcción se aliviará un poco el problema, pero advirtió que el ritmo de construcción de estas casas está "desacompasado con la demanda y el incremento de obreros" que trabajan en las plantas. Por ello, apoyó las soluciones de transporte planteadas por Lafluf.