18 de mayo de 2006

Uruguay.- Diez ex comandantes del Ejército divulgan una declaración asumiendo su responsabilidad durante la dictadura

MONTEVIDEO, 18 May. (EUROPA PRESS) -

Diez ex comandantes del Ejército uruguayo divulgaron hoy una declaración en la que asumen la responsabilidad y las consecuencias por las violaciones a los derechos humanos ocurridas durante la dictadura, que se prolongó desde 1959 hasta 1985.

En el texto se expone que "quienes suscriben declaran que comparten y asumen plenamente las responsabilidades institucionales y sus eventuales consecuencias por los actos de servicio cumplidos por los integrantes del Ejército, como compromiso solidario e intransferible".

La misiva, que se publica en el día en que el Ejército celebra 195 años de fundación, fue firmada por los ex comandantes Gregorio Álvarez, Guillermo de Nava, Juan Curuchet, Fernán Amado, Carlos Daners, Carlos Berois, Juan Rebollo, Raúl Mermot, Juan Geymonat y Santiago Pomoli.

El teniente general Raúl Mermot comentó hoy el alcance de la carta donde el Ejército asume responsabilidad por los hechos de la dictadura. "Si hay algo que se hizo que no responde a un plan o a una orden precisa, no soy responsable. El exceso es otra cosa, eso corre por cuenta de quien lo hizo", señaló.

"ACUERDO VERBAL"

Asimismo, aclaró que los firmantes no hicieron un pacto de silencio, aunque admitió que había un "acuerdo verbal" de que el documento no trascendiera antes de su publicación. Sobre el contenido, comentó: "Era bueno decir que fuimos los que fuimos y que estábamos los que estábamos", al tiempo que agregó que "el espíritu es salir a decir" de lo que son "responsables".

Mermot añadió que la génesis del documento no es "de ahora", aunque reconoció que el clima se "agudizó" con el tema de las extradiciones, y explicó que no fue premeditado divulgarla el Día del Ejército sino que las circunstancias "se fueron dando" y al final lo decidieron así.

El teniente general asumió que pueden ser citados a declarar, y desestimó que la carta tenga la intención de evitar extradiciones, de las que discrepa "abiertamente". "Eso es privativo del Poder Ejecutivo. Tal vez contribuya en algo a repensar las cosas".

CONSECUENCIAS POSITIVAS

Por su parte, el senador Eleuterio Fernández Huidobro calificó de "positiva" la carta divulgada, aunque remarcó que, si se refiere a hechos de la dictadura, hubiera bastado con la firma de Gregorio Álvarez porque "es el único que queda vivo" y, en su opinión, incluyendo a los otros ex comandantes "contamina al Ejército como institución".

Fernández Huidobro consideró que la carta tiene consecuencias buenas en el seno del Ejército, pues "una cantidad de oficiales empiezan a tener la sensación de que tienen jefes". Hasta ahora, comentó, los que pasaban por los juzgados eran subalternos "y los jefes guardaban silencio".