12 de enero de 2014

El fuerte oleaje impide retirar una ballena muerta de una playa de Montevideo

El fuerte oleaje impide retirar una ballena muerta de una playa de Montevideo
YOUTUBE

   MONTEVIDEO, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El plan para retirar una ballena de 20 toneladas que apareció muerta el sábado en la playa de Carrasco, en Montevideo, ha fracasado debido a un fuerte oleaje que ha dificultado las tareas.

   Un equipo de buzos de Prefectura Nacional Naval había logrado enlazar la cola del animal con una cuerda de la que tirarían desde la rambla una serie de vehículos, mientras que una pala mecánica empujaba al animal desde el agua, con mucho riesgo para el operario que trabajaba desde el mar, debido al fuerte oleaje de ese momento.

   Sin embargo, ha sido imposible desplazar el cuerpo de la ballena por las condiciones en las que se encontraba el mar. El funcionario que operaba desde el agua ha tenido que ser rescatado por los buzos después de que su máquina se hundiera.

   Por otro lado, una de las cuerdas que tiraban de la ballena se ha soltado y ha golpeado en la cabeza a otro operario, mientras que otro funcionario ha resultado herido tras romperse una tapa de la vereda, según ha recogido el diario uruguayo 'El País'.

   En ese momento, se ha barajado la posibilidad de fraccionar al animal para facilitar el traslado, aunque la idea se ha descartado para no afectar a la sensibilidad de las personas que, por centenares, se habían acercado a la playa.

   El jefe de Departamento de Mamíferos Marinos de la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos (DINARA), Alberto Ponce de León, ha detallado que la ballena pesa unas 20 toneladas y mide entre 14 y 15 metros de largo, aunque ha reconocido no saber el género.

   "La ballena está al revés, lo que no permite ver ningún rasgo distintivo", ha indicado el experto, que ha precisado que es pronto para establecer las causas de la muerte del animal.

   Las autoridades municipales esperan que en durante este domingo se pueda cumplir con las tareas de retirada del cuerpo, aunque todo depende de las condiciones climáticas.