30 de marzo de 2007

Uruguay.- Las intensas lluvias registradas en Uruguay hacer saltar los sistemas de emergencia y se inician evacuaciones

MONTEVIDEO, 30 Mar. (EP/AP) -

Las intensas lluvias caídas esta a lo largo de esta semana provocaron inundaciones en varios zonas de Uruguay por lo que las autoridades informaron de que tuvieron que evacuar a un número aún indeterminado de personas. Además, también se encendieron los sistemas de emergencia.

Los puntos más afectados por los desbordamiento de ríos y arroyos son Soriano, Durazno, Canelones y Río Negro, donde se informó de lluvias de gran intensidad que continuarán por lo menos durante todo el fin de semana.

En Soriano, las poblaciones de Villa Soriano, Palmita, Dolores y Mercedes, resultaron afectadas y tanto las autoridades de la intendencia como del ejército, vienen multiplicando esfuerzos para atender todas las situaciones, dijo el intendente Guillermo Besozzi a radio El Espectador.

La represa de Palmar en Soriano, está recibiendo 3.100 centímetros cúbicos de agua por segundo.

En Durazno, en el centro del país, el río Yí, tiene una altura de 7,70 metros y son apenas 30 centímetros menos que la altura que obliga a iniciar evacuaciones al llegar a zonas cercanas, dijo Domingo Bocchiardo director y coordinador general de la alcaldía.

Bocchiardo informó que se reunió el comité de emergencia, "tomando todas las previsiones para lo que esperamos sea un número importante de evacuados, dado lo que ha llovido y los pronósticos de mayores lluvias".

En Durazno se están almacenando alimentos y adecuando locales municipales, clubes y dependencias de la Sociedad Rural para albergar a los damnificados.

En Río Negro, su intendente Omar Lafluf dijo que la "situación es preocupante".

"Andamos recorriendo y evacuando gente, y los estamos llevando a unos contenedores que tenía la empresa (de celulosa) Botnia en el ejército. A esta altura no sé cuanta gente llevamos evacuada. Nos cuesta bastante convencer a la gente de que se vaya de las casas, porque se anuncia que va a seguir lloviendo, pero realmente estamos en una emergencia grande", dijo Lafluf.