12 de mayo de 2007

Uruguay.- Japón y Estados Unidos prestan ayuda a Uruguay tras las fuertes inundaciones

MONTEVIDEO, 12 May. (EP/AP) -

Japón donó 90.000 dólares en equipos y materiales, Estados Unidos 50.000 dólares en efectivo y otras organizaciones internacionales comenzaron a colaborar con Uruguay y los casi 13.000 damnificados por las más severas inundaciones en 50 años, se informó el sábado.

Aunque un número indeterminado de los evacuados ya comenzó a retornar a lo que quedó de sus hogares, la situación sigue siendo dramática para vastos sectores de los departamentos de Treinta y Tres, Soriano y Durazno, los más afectados, y a los que se sumó Rocha con miles de hectáreas productivas bajo agua.

El diputado José P. Cardozo, natural de Rocha, a 200 kilómetros al este de la capital, dijo a la prensa que el Río Cebollatí "reventó" y que hay cientos de hectáreas bajo cuatro y cinco metros de agua. Excepto dos muertos hace una semana en Tacuarembó, en el norte del país, no se han reportado más víctimas.

Se informó a través de las distintas intendencias municipales que al menos 3.000 casas deberán ser reconstruidas tras el paso devastador de las riadas de importantes cursos de agua, como los ríos Yí, Olimar y Negro y sus afluentes.

De momento, el comité de emergencia nacional que articula todas las actividades de colaboración no ha evaluado los daños que se presume serán multimillonarios. Las inundaciones han afectado al ganado y la agricultura, en momentos de auge exportador.

El embajador de Estados Unidos, John Baxter, anunció el viernes que su Gobierno donaba 50.000 dólares en efectivo para ayudar a los damnificados y como una retribución a la asistencia que el gobierno uruguayo extendió cuando el huracán Katrina devastó Nueva Orleans.

Japón, por su lado, anunció la entrega de 90.000 dólares en materiales y equipos. Además, se informó que el sábado llegará una misión de las Naciones Unidas para evaluar los daños y se anticipó que donará otros 30.000 dólares.

La Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) dijo en un comunicado que enviará dos consultores para hacer una inspección en terreno y "en particular para el fortalecimiento de la seguridad alimentaria de la población de bajos recursos que ha resultado principalmente damnificado".

El intendente de Treinta y Tres, Gerardo Amaral, informó a la prensa de que comenzó la vacunación contra la gripe y la hepatitis A, en especial de niños, mientras iniciará una inspección con el Ministerio de Ganadería para detectar pequeñas empresas que quedaron con sus maquinarias inutilizadas y elaborar planes de contingencia para que puedan proseguir sus actividades en esta zona a 300 kilómetros al noreste de la capital.

También se han montado patrullajes especiales de vecinos y Policías, que en casos se desplazan en botes, para intentar evitar los saqueos de lo que pudo haberse salvado en las viviendas inundadas.

El Congreso decretó el estado de emergencia nacional y desastre para que el gobierno tenga las manos libres para disponer de fondos destinados a enfrentar la situación.