23 de noviembre de 2009

Uruguay.- Al menos 1.500 personas evacuadas al norte y noreste del país por las inundaciones de este fin de semana

MONTEVIDEO, 23 Nov. (Reuters/EP) -

El Sistema Nacional de Emergencias de Uruguay evacuó este lunes a más de 1.500 personas en el norte y noreste del país, debido a las intensas lluvias de este fin de semana que han provocado grandes crecidas en los ríos interiores, afectando a las regiones fronterizas con Argentina y Brasil.

Los departamentos más afectados son Artigas y Salto, por la crecida del río Uruguay y de ríos interiores en el noroeste del país, limítrofes con Argentina, y los departamentos de Treinta y Tres y Cerro Largo, en la frontera noreste con Brasil.

De momento unas 1.545 personas fueron evacuadas, aunque se prevé que el número aumente debido a las previsiones meteorológicas que anuncian 72 horas más de lluvias y vientos fuertes a moderados en el departamento de Salto, donde un hombre falleció el pasado fin de semana al intentar cruzar un arroyo.

"En este momento se están evacuando a decenas de personas en Salto, por lo tanto esperamos que para mañana el número sea mayor", dijo el portavoz del servicio de emergencias.

Se prevé que el nivel del agua en las zonas afectadas de ese departamento junto al río continúe subiendo debido a que la presa de Salto Grande deberá abrir sus compuertas, según explicó el presidente de la delegación uruguaya de la comisión mixta de la presa, Enrique Topolansky.

El presidente de la comisión informó de que la presa evacúa una media de 6.700 metros cúbicos por segundo frente a los casi 22.000 que escupe en estos momentos a causa de las lluvias torrenciales.

"Esta cantidad de agua que viene la vamos a tener que tirar prácticamente toda, no tenemos mucha capacidad para aguantar este agua, por lo que vamos a tener que incrementar la evacuación de agua y lamentablemente aumentar las inundaciones", dijo Topolansky a medios locales.

Son las segundas grandes inundaciones que vive el país desde que en mayo de 2007 unas fuertes lluvias obligaran a evacuar a 12.000 personas y dejaran gran parte del país bajo el agua.