9 de mayo de 2007

Uruguay.- Milea de personas son evacuadas de sus hogares tras las peores inundaciones en Uruguay de los últimos 50 años

MONTEVIDEO, 9 May. (EP/AP) -

Cerca de 9.000 personas han sido evacuadas ya en varios departamentos de Uruguay como consecuencia de las peores inundaciones sufridas por el país en los últimos 50 años. Las autoridades han advertido, además, de la situación sanitaria.

El Sistema Nacional de Emergencias, de la presidencia, informó en un comunicado de que las últimas cifras indican que son 8.995 las personas que permanecen fuera de sus hogares a causa del desborde de ríos y arroyos, provocadas por las abundantes lluvias de los últimos días.

Los peores escenarios son Durazno en el centro del país donde hay 3.585 evacuados, y se estima que habría otros 1.500 no registrados. Las inundaciones en la zona son las más graves de su historia por la crecida del río Yí, que ya tiene una altura de 13 metros.

En la localidad de Treinta y Tres suman 1.490 los evacuados y en Soriano hay otros 2.074, por la crecida del Río Negro, que divide en dos el país de oeste a este y desemboca en el Río Uruguay.

Adicionalmente en Treinta y Tres numerosas viviendas han sido saqueadas por ladrones y el inspector jefe de Policía Eduardo Ramírez informó de que se han destinado decenas de efectivos a patrullar las áreas para intentar evitar los saqueos.

Otros puntos en donde han afectado las inundaciones son Cerro Largo y Florida, aunque en estos casos el número de damnificados era menor a las 100 personas. Mientras, la Policía de caminos informó de que hay diez rutas cortadas, ademas de decenas de caminos interiores.

El meteorólogo Nubel Cisneros declaró que las lluvias registradas entre febrero y mayo superan entre el 300 y 400 por ciento las medias normales, un nivel que no se había alcanzado desde 1979.

Cisneros sostuvo que en estas inundaciones ocurren dos hechos, "por un lado estamos ante la salida del síndrome climático de 'El Niño', por lo cual era de esperar que lloviera más. Sin embargo, también estamos ante otro fenómeno asociado al calentamiento global, que provocó que la temperatura del agua del Río de la Plata subiera dos grados por encima de lo normal y esto repercutió directamente en el nivel de lluvias".

Mientras tanto, el director general de la salud, Jorge Basso, lanzó la advertencia sobre enfermedades "porque las condiciones derivadas de las inundaciones facilitan el desarrollo de enfermedades como la leptospirosis (enfermedad vinculada a aguas residuales y residuos donde puede haber ratas), la hepatitis A y las derivadas de transmisión alimentaria".