7 de mayo de 2007

Vaticano/Brasil.- 'Lula' discutirá con Benedicto XVI las políticas sociales puestas en marcha en Brasil

SAO PAULO, 7 May. (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Laura Caldito) -

El presidente de Brasil, Luiz Inácio 'Lula' da Silva, quiere discutir en su encuentro esta semana con el Papa Benedicto XVI las políticas sociales que están en marcha en Brasil para que el Santo Padre "ayude a diseminarlas por el mundo".

'Lula' recibirá al Sumo Pontífice el próximo jueves a las 11:00 en el Palacio de los Bandeirantes, en Sao Paulo. Benedicto XVI llegará un día antes al país, para iniciar el que será su primer viaje al continente americano y el más largo de su Pontificado.

"La Iglesia ya participa en casi todas las políticas públicas para el pueblo más pobre, para el oprimido", señaló el presidente hoy durante su programa de radio semanal 'Desayuno con el presidente'. "Pero, sobre todo, discutiré con el Papa las políticas sociales que estamos haciendo en Brasil para que él, como la persona más importante de la Iglesia católica, pueda ayudar a diseminar estas buenas políticas públicas para el mundo, donde la Iglesia católica tiene un papel importante", agregó.

Asimismo, el presidente aseguró que invitará a Benedicto XVI a comprometerse en la lucha contra la pobreza y la exclusión social, como hizo con Juan Pablo II hace años en una carta, aunque no dio más detalles acerca de la invitación.

Durante su visita a Sao Paulo, el Romano Pontífice también canonizará al beato Frei Galvao, que se convertirá en el primer santo brasileño. En sus declaraciones a la emisora, 'Lula' consideró que esta canonización es algo "extremadamente importante" que va a "robustecer la fe y la fuerza del pueblo brasileño".

"El pueblo brasileño es un pueblo de mucha fe, un pueblo que tiene una participación muy fuerte en la religión. Lo que creo fundamental de la llegada del Papa Benedicto XVI a Brasil es la expectativa y la esperanza del Papa", aseguró el presidente.

A mediados de abril, la oficina del presidente informó de que 'Lula' pretendía abordar con el Papa la cuestión del hambre en el mundo, los esfuerzos internacionales para la solución pacífica de los conflictos y la lucha contra la pobreza. Fuentes gubernamentales informaron entonces de que en el encuentro no se tratarían cuestiones de política interna de Brasil, dado que se trata de una visita pastoral y no un viaje de Estado.

Benedicto XVI llegará el miércoles a Sao Paulo, donde además de canonizar al beato Frei Galvao y reunirse con las autoridades, celebrará un encuentro con los jóvenes en el estadio del Pecaembú. Después, el Santo Padre inaugurará el domingo la V Conferencia del Episcopado de Latinoamérica y Caribe, en la pequeña localidad de Aparecida.

El Papa se encontrará una Iglesia, la latinoamericana, afectada por importantes desafíos: el surgimiento de nuevas iglesias y sectas, la crisis de la familia, la violencia en las grandes ciudades y la omnipresente pobreza. Se espera que Benedicto XVI lance un mensaje que ayude a la Iglesia a renovar la fe del pueblo y revertir la tendencia de pérdida de fieles.