9 de julio de 2006

Vaticano/México.- Un periodista mexicano cree "sorprendente" la designación de su país, una nación "muy católica"

VALENCIA, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El corresponsal en España de la agencia mexicana Notimex, Carlos Mesa, que se encuentra en Valencia cubriendo el V Encuentro Mundial de las Familias (EMF) manifestó, tras conocer que este país será la sede de esta cita, tal y como anunció el Papa Benedicto XVI al concluir la misa que ofició en la capital de la Comunitat Valenciana, que esta noticia ha sido "sorprendente".

Indicó, en declaraciones a Europa Press, que este anuncio "es algo que los mexicanos no podían imaginar". En este sentido, destacó que el Episcopado y la Iglesia mexicanos "han tenido mucha participación en otros encuentros mundiales de la familia y de la juventud, pero no pensábamos que estábamos preparados para ser sede" de una reunión internacional de estas características.

Mesa, sin embargo, consideró "normal" esta noticia "desde el punto de vista religioso", ya que, apuntó, "México es un país muy católico". Comentó que "entre el 85 y 90 por ciento de los más de 100 millones de mexicanos son de esta religión". Afirmó también que la sociedad de este país "en su conjunto sigue de forma muy convencional y desde el sentimiento cristiano el valor de la familia".

El periodista recordó que en estos momentos, alrededor del mediodía en España, son sobre las 5.00 horas en México, por lo que aseveró que muchos ciudadanos de este país se despertarán con esta noticia. Asimismo, dijo que al ser hoy domingo el anuncio "seguro que será el mensaje que ofrezca en todas las iglesias durantes las misas de esta jornada", además de "la noticia más importante de los informativos".

Así, recordó que como las elecciones en México se celebraron hace una semana, los ciudadanos esperan "informaciones que no estén relacionadas con los políticos", por lo que aseguró que esta noticia será "bienvenida" por los mexicanos.