8 de diciembre de 2010

Venezuela.- Chávez ordena atender a unos 84.000 indígenas afectados por las lluvias en la Guajira

CARACAS, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha ordenado atender a los más de 84.000 indígenas afectados que hay en la zona de la Guajira (noroeste) debido a las fuertes lluvias que azotan a ese país.

El jefe del comando estratégico de operaciones, Henry Rangel Silva, ha afirmado que ya se están atendiendo a estos 84.000 afectados. La Fuerza Armada Nacional y las demás instituciones del Estado pudieron evacuar a aproximadamente a 3.800 personas esta madrugada, informó.

Rangel hizo un llamamiento a la población a mantener la calma, debido al gran nivel de desesperación de los habitantes de esa región y explicó que las aguas estaban volviendo al mar, además remarcó que se estaban tomando las medidas sanitarias y de orden oportunas.

Por su parte, la ministra de Salud, Eugenia Sader, destacó que se habían distribuido unas 8,6 toneladas de medicamentos entre los albergues donde se encuentran los afectados y remarcó las excelentes condiciones de estos hospedajes aclarando que en ellos se están cumpliendo con la normativa legal.

"En estos momentos no hay ningún tipo de epidemia", garantizó la ministra y añadió que los medicamentos son suficientes para atender a todos los refugiados.

LABORES HUMANITARIAS

Asimismo, las labores de suministro de alimentos y agua potable en el estado de Miranda (centro) continúan para ayudar a aquellas poblaciones que lo requieran, según ha asegurado el director de protección civil de Miranda, Víctor Lira.

En una entrevista al diario local 'El Universal', Lira afirmó que en la ciudad de Higuerote algunas calles todavía permanecen inundadas, pero se espera que en las próximas horas se evapore para que las familias y comerciantes puedan limpiar y restablecer la actividad comercial en la zona.

Continuar con las labores humanitarias "no implica" que haya "concluido la emergencia" y advirtió que aún hay "poblaciones anegadas", subrayó.

Lira indicó que se hará un estudio para "determinar las condiciones de salubridad" en la que se encuentran las comunidades y aseguró que con la bajada del nivel de las aguas comienza "una etapa de rehabilitación" para "comenzar las reparaciones e incluso señalar las familias que ha perdido sus enseres para reponerlos".