24 de abril de 2006

Venezuela.- El cuerpo del sacerdote Piñango no presenta lesiones visibles y podría haber muerto hace unas 48 horas

CARACAS, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El cuerpo del subsecretario de la Conferencia Episcopal Venezolana, Jorge Piñango, encontrado en un hotel de un barrio de Caracas, no presenta lesiones visibles y la muerte se podría haber producido hace aproximadamente 48 horas, según las primeras versiones policiales.

El subdirector de la Policía Científica, Vicente Álamo, confirmó hoy que el cadáver encontrado en la habitación 89 del Hotel Bruno de Sabana Grande pertenece al sacerdote, que en el momento de su muerte tenía 47 años. Además, explicó que el cuerpo fue identificado por el hallazgo en el lugar de una tarjeta del seguro social, propiedad del Piñango.

Por otro lado, trabajadores del hotel destacaron que monseñor habría llegado en compañía de un joven de 26 años que dijo llamarse Antonio Hernández. Éste, al registrarse, dio un número de documento de identidad que no se corresponde con ese nombre. Así, la policía realiza un retrato hablado para tratar de localizarlo, según informa el diario venezolano 'El Nacional'.

Baltazar Porras, arzobispo de Mérida, había informado esta mañana que desde el viernes pasado los obispos no conocían del paradero de Piñango y, por ello, denunciaron su desaparición ante los organismos policiales.

Todavía no han sido determinadas las razones de la muerte de Piñango y tampoco se sabe dónde está la camioneta Ford Explorer --color vinotinto, del año 2004 y placas AED48K-- que conducía el sacerdote cuando desapareció.

Testigos señalaron que el vehículo salió del hotel aproximadamente a las tres de la tarde del pasado sábado, pero fue hoy, durante una limpieza a la habitación, cuando se localizó el cadáver. En la morgue de Bello Monte se le practicará la autopsia.