20 de abril de 2006

Venezuela.- Diez presos mueren durante una pelea entre reclusos en el penal colombiano de Santa Ana

CARACAS, 20 Abr. (EP/AP) -

Diez presos murieron la pasada madrugada durante una pelea entre reclusos en el internado judicial colombiano de Santa Ana, situado en el estado fronterizo de Táchira, al suroeste del país, según informó en rueda de prensa el viceministro del Interior, Yuri Pimentel.

Este incidente tuvo lugar dos días después de que 24 presos, entre quienes se encuentran algunos calificados de alta peligrosidad, se fugaron de un penal del oriente de Venezuela.

Los hechos ocurrieron cuando un grupo de reclusos del internado judicial se enfrentó dentro del penal. Los diez hombres que fallecieron pertenecían a un grupo denominado 'Los paramilitares'. Otro recluso resultó herido, aunque el ministro no ofreció más detalles sobre su estado.

Pimentel manifestó que una de las hipótesis que manejan las autoridades sobre la causa de la disputa es un decomiso de armas y droga que realizaron guardias nacionales ayer, martes, dentro de la cárcel de Santa Ana.

"Presuntamente, alguna de estas personas suponían que el grupo denominado 'Los paramilitares' era el que había pasado esta información (sobre las armas y la droga) a las autoridades, y en consecuencia actuaron en contra de ellos", indicó el ministro, quien agregó que la "situación está totalmente controlada dentro del penal".

OBJETOS INTERVENIDOS

El viceministro informó que durante el registro que hicieron los guardias nacionales se incautó dentro del penal dos pistolas, cuatro revólveres calibre 38 milímetros, 124 proyectiles de diferentes calibres y 2,3 kilogramos de distintas drogas.

Por otro lado, apuntó que para atender los problemas de los penales colombianos, el Gobierno iniciará próximamente contactos con las comunidades y grupos civiles para desarrollar un plan de "humanización" de las cárceles.

En Venezuela hay 30 cárceles construidas para alojar a 15.000 internos, pero la población penal del país alcanza en la actualidad los 19.983 reclusos.