27 de abril de 2007

Venezuela/España.- Un empresario de origen español está secuestrado desde el pasado sábado en Venezuela

CARACAS, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El empresario de origen español Nicolás Alberto Cid Souto, de 76 años de edad y natural de Orense, se encuentra desaparecido desde el pasado sábado, cuando cinco hombres vestidos con uniformes de la Guardia Nacional le secuestraron en una finca de su propiedad en el noroeste de Venezuela, según informan los medios de comunicación de este país sudamericano.

De momento ya han sido detenidas nueve personas por su presunta relación con el secuestro, siete de ellas de nacionalidad colombiana, según informó la Fiscalía, citada por el diario local 'El Carabobeño'.

Según el diario 'El Universal', el incidente se produjo en el momento en que Cid Souto --que lleva más de 40 años en este país como empresario porcino y avícola de este país-- se encontraba en la finca de La Baranda, de su propiedad, situada en el municipio de Anzoátegui del Estado de Cojedes (280 kilómetros al oeste de Caracas).

Al día siguiente del secuestro fueron detenidas nueve personas, entre ellas los colombianos Luis Ederson Rozo Jaimes, Vidal Contreras Puerto, José Rodolfo Leal, José Ángel Pineda Rodríguez, Wilson Obregón Duarte, Alexander Contreras Pineda y Rosa Marlene Blanco Maldonado.

La Fiscalía ha acusado a los detenidos de "ocultamiento de arma de fuego" ante el tribunal de San Carlos, que ha ordenado la prisión preventiva de los nueve detenidos en el retén del Instituto Autónomo de Policía del Estado de Cojedes hasta que la Fiscalía presente las acusaciones y pruebas reunidas contra ellos.

Nicolás Cid Souto cuenta con una amplia trayectoria como dirigente industrial en Venezuela. Según la página de internet venezolana 'Noticiero Agropecuario', es el fundador del Grupo Souto, que integra marcas como 'Pollo Souto', 'Embutidos Italvenca', 'Precocidos Benaves', 'Cerdos Al Frío' y 'Granja Monte Alegre'. También es propietario de Alimentos Concentrados Souto, especializado en alimentos para animales de granja.

Según 'El Universal', la familia Souto reside en Valencia (Estado de Carabobo) y ésta es la segunda vez que un miembro del grupo familiar sufre un secuestro. Anteriormente había sido secuestrada una hija del empresario, por cuya liberación se debió pagar una gran cantidad en concepto de rescate.