29 de enero de 2008

Venezuela.-La española secuestrada en Venezuela asegura estar bien y dice que pronto se trasladará a vivir a España

ALTAGRACIA DE ORITUCO (VENEZUELA), 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

La mujer de nacionalidad española y venezolana que fue retenida junto a sus hijas en una sucursal bancaria en el Estado venezolano de Guárico durante 28 horas, declaró hoy a Europa Press que las tres se encuentran bien de salud y anticipó a finales del próximo mes se trasladará a vivir a España.

En conversación telefónica Marlene Martín Brito aseguró que tanto ella como sus dos hijas se encuentran bien tras permanecer secuestradas desde primeras horas de este lunes, cuando cuatro asaltantes entraron para robar una oficina del Banco Provincial --filial venezolana de BBVA-- en Altagracia de Orituco, en el Estado venezolano de Guárico.

"Yo estaba muy nerviosa, pero gracias a Dios, ya estoy un poco mejor", dijo Martín Brito en conversación telefónica con Europa Press. Además indicó que los asaltantes se portaron bien con ellas y el resto de los rehenes, y que sólo fue al final del secuestro cuando "sí se pusieron agresivos".

Marlene Martín relató que ella era cliente habitual de la sucursal que fue asaltada y cuando comenzó el secuestro "las niñas se asustaron mucho". También lamentó que las autoridades hayan tardado tanto en enviar la ambulancia que se había pedido "desde ayer a las ocho de la tarde" y recordó con angustia que "nunca la mandaban" a pesar de que todo el tiempo desde entonces, los negociadores les aseguraban que muy pronto la enviarían.

"Los secuestradores siempre nos trataron bien. Nos daban jugo y comida", agregó Martín Brito, quien detalló que no eran treinta las personas retenidas sino que se trató de "42 adultos y seis niños".

Al final, continuó, se pusieron agresivos y comenzaron a disparar, entonces "rompieron un vidrio". En ese momento, añadió la recién liberada, se escondió con sus hijas --Kimberly Seco Martín y Giorleana Seco Martín, de nueve y seis años de edad respectivamente-- en el baño de la entidad bancaria.

Recordó que el asaltante más agresivo entró en el baño armado y entonces sus hijas se abrazaron fuertemente a ella y comenzaron a llorar y a decir "no queremos morir".

Todavía nerviosa, la mujer de 36 años y con doble nacionalidad, española y venezolana (al igual que sus hijas), confirmó que los cuatro asaltantes se llevaron en su huida a cinco rehenes con ellos en la ambulancia.

Aunque sostuvo que tanto ella como sus hijas se encuentran bien de salud, Marlene Martín detalló que aún permanecía en un hospital del Estado de Guárico, donde a sus hijas les habían puesto suero porque sufrían deshidratación, pero según le indicaron los médicos sólo estarán unas horas más en el centro sanitario.

La mujer, nacida en Venezuela, pero con ascendencia canaria, anunció a Europa Press que pronto se dará de baja en la Embajada de España en Venezuela, ya que tiene "pasaje (de avión) para ella y sus hijas para el 21 de febrero próximo", cuando se trasladará a vivir definitivamente a la Isla de La Palma, donde viven sus padres, a quienes "aún no les han podido informar" del suceso ya que son mayores y están delicados de salud.