28 de junio de 2011

Venezuela.- Exdirector de El Rodeo afirma que los presos tienen en su poder "bastantes armas de fuego y de guerra"

CARACAS, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Luis Rafael Aranguren Castillo, exdirector de la cárcel de El Rodeo II, aseguró durante su comparecencia ante un tribunal que los presos tienen en su poder "bastantes armas de fuego y de guerra", realidad que según él es conocida por las autoridades venezolanas y las fuerzas de seguridad que intervinieron ese penal para contener la ola de violencia.

"Para nadie es un secreto que en Rodeo II hay bastante armas de fuego y de guerra", afirmó Aranguren Castillo, según declaraciones divulgadas este martes por el diario local 'Últimas Noticias'.

Aranguren Castillo se encuentra recluido en la Brigada de Acciones Especiales del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC), tras haber sido detenido el pasado fin de semana, después de la Fiscalía venezolana ordenara su captura por su presunta implicación en el tráfico de armas dentro de El Rodeo.

La Fiscalía acusa a Aranguren Castillo de los delitos de corrupción propia, tráfico de drogas, facilitador en el suministro de armas y explosivos y asociación para delinquir. Por delitos similares ha sido también acusado José Gamaliel Camargo Gómez, un capitán de la Guardia Nacional Bolivariana.

La semana pasada, un tribunal ordenó la captura de siete funcionarios del Ministerio de Interior y Justicia y efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana por su presunta colaboración con las mafias que operan en la cárcel de El Rodeo I y II, ubicada en el estado de Miranda (centro-norte), a unos 30 kilómetros de Caracas.

Las órdenes de captura forman parte de la investigación que lleva a cabo la Fiscalía sobre el presunto ingreso irregular de armas de guerra en las dos secciones que componen El Rodeo, las cuales habrían sido utilizadas por los líderes de las bandas --también llamado "pranes"-- durante los enfrentamientos con uniformados que tuvieron lugar hace más de dos semanas dentro del penal.

Según una denuncia publicada hace unos días por 'Últimas Noticias', los cabecillas de El Rodeo tendrían en su poder armamento bélico superior al que portan los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, como el Barret.50, un fusil de alta potencia con aplicaciones especiales y con mira telescópica, así como armas R-15, AK 47, rifles y pistolas nueve milímetros.

La violencia dentro de los dos módulos que componen El Rodeo comenzó el domingo 12 de junio, cuando varios presos se enfrentaron por el control del penal. Desde entonces han muerto 23 internos y dos efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana que participaron en la intervención del penal, según cifras oficiales.

Sin embargo, familiares y algunos reclusos que han sido liberados aseguran que en los pasillos del penal hay cadáveres de internos que están en avanzado estado de descomposición. Un grupo de supuestos reos publicaron varios vídeos en Youtube en los que aseguran que la "masacre" perpetrada por los uniformados habría dejado "más de 160" muertos.

Ante esta situación de violencia, las autoridades venezolanas decidieron el traslado temporal de 2.500 reclusos de El Rodeo a otros centros judiciales de ese país, en un intento por sofocar el motín y para realizar labores de limpieza dentro de ese internado judicial.

Unos 5.000 oficiales de la Guardia Nacional Bolivariana lograron tomar el control hace diez días de El Rodeo I, donde aún quedan 930 internos, sin embargo, todavía no han podido reducir a los cabecillas de El Rodeo II que han sido identificados con los alias de 'El Yoifre' y 'Oriente'. Según cifras oficiales, cerca de un millar de internos estarían "secuestrados" por las bandas criminales en esa sección de la cárcel.