3 de mayo de 2007

Venezuela.- La familia de Manuel Negreira confirma que el empresario está con ellos y "en buen estado", según Exteriores

El Gobierno español reconoce que no hay novedades respecto a la situación de los otros dos gallegos secuestrados en Venezuela

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

La familia de Manuel Negreira Trigo, liberado en la zona de La Villa de Rosario (Venezuela) tras un mes de secuestro, ha confirmado que el empresario de origen gallego y de 68 años de edad está con ellos y que se encuentra "en buen estado de salud", según indicaron hoy a Europa Press fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores.

La noticia de la liberación fue avanzada en la tarde de ayer (hora española) por la Embajada española en Caracas, que señaló que los captores avisaron a la familia de la puesta en libertad de Negreira, originario de Carballo (A Coruña), quien fue encontrado "sano y salvo". El empresario había sido secuestrado hace exactamente un mes, en el estado venezolano de Zulia y su liberación fue posible después de que la familia pagase un rescate a los captores.

Precisamente la prensa venezolana se hace eco de la liberación de Manuel Negreira y, según la información recabada por Europa Press en el diario 'La Verdad', la liberación se produjo en la madrugada del miércoles (hora venezolana), después del pago de 200 millones de bolívares --unos 68.455 euros--; mientras que en 'Panorama' publica que según la familia "no se pagó rescate".

En ambos periódicos uno de los hijos del liberado, Ángel Negreira, explicó que fue su padre el que llamó para avisarles de su liberación en la zona de El Laberinto y que lo fuesen a buscar en el kilómetro 56 de la carretera nacional Maracaibo-La Villa. También detalló que encontró a su padre "desesperado por bañarse y cambiarse" y que "bajó de peso y está deprimido". Tras la liberación Manuel Negreira dio parte al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc).

RASTREOS

Por otra parte, las mismas fuentes de Exteriores señalaron hoy que no hay novedades respecto a la situación de los otros dos empresarios de origen gallego, Nicolás Alberto Cid Souto y Francisco Muradás Bugallo, también secuestrados en Venezuela. Apuntaron que la búsqueda y las pesquisas policiales continúan y advirtieron de que "no habrá más declaraciones" al respecto para no interferir en las mismas.

Francisco Muradás Bugallo fue secuestrado en la noche del sábado 28 de abril en su finca de Monte Carmelo, en El Palmar, estado de Bolívar. Su secuestro está teniendo mayor repercusión en la prensa venezolana, ya que es representante de la Federación de Productores Agropecuarios del estado de Bolivar y había denunciado la inseguridad de los empresarios del campo y los ganaderos.

En este caso, según recoge el diario 'Correo de Caroní', el Centro de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas de Ciudad Guayana continúa instalado en la zona donde fue raptado Francisco Muradás el pasado sábado, con el fin de adelantar las investigaciones y dar con el paradero del dirigente gremial.

Según estas informaciones, El Palmar está rodeado de funcionarios que custodian en especial el área montañosa de El Perico, donde se ubicó el martes un campamento donde se presume estuvo alojado Muradas las primeras horas de su plagio. Chigüire, Puchima y La Sirena, lugares boscosos que colindan con El Perico también son "peinados" a fin de descartar que el dirigente gremial se encuentre allí. No obstante, las autoridades policiales anunciaron que evitarán dar nuevas informaciones para no entorpecer la búsqueda.

UN DETENIDO

Por el momento tampoco se conoce el paradero de Nicolás Alberto Cid Souto, que fue raptado el sábado 21 de abril en su finca La Baranda, ubicada en Anzoátegui, en el estado de Cojedes. En este caso, hace casi una semana el diario 'Las Noticias de Cojedes', citando al ministro de Interior y Justicia, Pedro Carreño, informaba que se había detenido a un paramilitar colombiano por su presunta vinculación con este secuestro.

Asimismo, este medio indicaba que unos 300 funcionarios de la policía regional realizaron rastreos por las zonas de Lagunitas, Apartaderos y Las Vegas, la zona rural que colinda con el municipio de San Carlos, así como por zonas aledañas en busca de indicios que los llevase a dar con el paradero del empresario origen gallego. También otros cuerpos continuaban con las investigaciones para localizar a Cid Souto.