27 de febrero de 2007

Venezuela.- La Fiscalía prepara el expediente para solicitar la extradición del ex presidente Carlos Andrés Pérez

CARACAS, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía General de Venezuela anunció hoy que está preparando el expediente para solicitar la extradición del ex presidente Carlos Andrés Pérez por los hechos ocurridos entre el 27 y el 28 de febrero de 1989, en los que murieron unas 2.000 personas que protestaban en Caracas por las medidas económicas anunciadas por su gobierno.

La fiscal Alis Fariña recordó en rueda de prensa que contra Pérez existe desde el 24 de febrero de 2005 una orden de aprehensión con fines de imputación que se mantiene activa. Así, indicó que ya se encuentran gestionando todos los mecanismos para lograr que el ex mandatario, de 84 años, sea extraditado desde Miami (Estados Unidos), donde actualmente reside. "Se le dictó la orden de captura al presidente para la época y hasta la fecha esa orden se encuentra activa", subrayó.

Ayer el Defensor del Pueblo, Germán Mundaraín, pidió a la Fiscalía la extradición de Pérez tras presentar el informe oficial de los sucesos conocidos como 'El Caracazo', en los que se responsabiliza a Pérez de ordenar la activación del 'Plan Ávila', que contemplaba medidas antidisturbios consideradas las más violentas de las Fuerzas Armadas.

Según las cifras que manejaba el Ministerio Público en 1989, en los hechos violentos murieron unas 2.000 personas, aunque el Gobierno actual sostiene que después de 18 años sigue siendo "incierta" la cantidad de víctimas mortales, informa la prensa local.

Por otro lado, Fariña informó que la Fiscalía abrió un expediente de investigación a los altos funcionarios del Gobierno de Pérez --entre los que se podrían encontrar algunos militares-- para constatar su relación con lo sucedido esos días, aunque destacó que aún no cuentan con un registro oficial de las personas que autorizaron la activación del 'Plan Ávila'.

Carlos Andrés Pérez fue presidente de Venezuela por segunda vez durante entre 1989 y 1993. En febrero de 1989, a pocos días de asumir su mandato, decretó su programa de 'ajustes económicos' auspiciado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que provocó una revuelta popular dado a que figuraba el aumento significativo de la gasolina y del transporte público.

Las protestas comenzaron el 27 de febrero de 1989 en Guarenas (al este de la capital venezolana) extendiéndose en pocas horas hacia Caracas y otras ciudades del país. Los barrios marginales salieron a las calles para saquear supermercados y todo tipo de comercios, lo que generó un caos a nivel nacional sin precedentes que se prolongó hasta el día 28, y terminó en una batalla entre la población civil y el Ejército.