12 de junio de 2006

Venezuela.- El Gobierno revela que el asesinato de la hija del coronel podría ser ajuste de cuentas o crimen pasional

CARACAS, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Interior y Justicia de Venezuela, Jesse Chacón, adelantó hoy que el secuestro y asesinato de Carolina Lucía Di Lucca, hija del jefe del Estado Mayor del Teatro de Operaciones de la Guardia Nacional, coronel Roberto Di Lucca, podría deberse a un ajuste de cuentas por narcotráfico o estar relacionado con un crímen pasional.

Desde la sede del CICPC de Puerto Ordaz, en el estado Bolívar, el ministro venezolano reveló que la investigación del caso reveló que José Alejandro López Álvarez, presunto autor intelectual de los hechos, habría pagado a un sicario para asesinar a Lucía Di Lucca.

"Es el hermano de Rafael López Álvarez quien estuvo casado con Carolina Lucía Di Lucca aproximadamente un mes y quien además está solicitado por la justicia venezolana por estar involucrado con actividades del narcotráfico en la región de Oriente", explicó Chacón en declaraciones recogidas por 'Unión Radio'.

A su juicio el caso podría ser "una venganza, producto de la actividad del narcotráfico o un pase de factura producto de la relación que tuvo ella con el hermano".

Chacón informó también de que están detenidos en el marco de las investigaciones cuatro colombianos. Se trata de Luis Fernando Figüeredo Fuenmayor; Manuel Esteban Gómez Guzmán; Claudia Andrea Marín Martínez, pareja de Manuel Esteban Gómez Guzmán, y Melanyi Joana Pineda Mujica, quienes participaron en la captura, traslado y posterior asesinato de Carolina Lucía Di Lucca.

El titular venezolano de Justicia explicó que además de ellos, en la investigación aparecen dos personas más implicadas, que son otros dos colombianos que se presume están en su país. "Por tanto, se están haciendo los trámites respectivos para trabajar conjuntamente con el DAS (Departamento Administrativo de Seguridad)", concluyó.