25 de agosto de 2012

Venezuela.- El Gobierno venezolano da por controlado el incendio de Amuay y cierra las operaciones hasta el lunes

CARACAS, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El ministro para Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, informó que ya se han tomado las medidas para evitar la expansión del fuego en la refinería de Amuay tras la explosión que se produjo este sábado a las 01.12 de la madrugada --hora local-- y que ha dejado casi una veintena de muertos.

Ramírez ha informado de que las instalaciones permanecerán cerradas hasta el lunes mientras duren las operaciones.

"Tuvimos una fuga de gas, que vamos a determinar su origen, ese gas generó una nube que luego explotó y ha provocado incendios en al menos dos tanques de la refinería y en las áreas circundantes. La onda explosiva fue de una magnitud importante, de manera que hay daños apreciables a alguna infraestructura y viviendas que estaban frente a la refinería", explicó Ramírez en un contacto telefónico con Venezolana de Televisión.

Amuay, parte del Centro Refinador Paraguaná (CRP), uno de los más grandes del mundo, sufrió una explosión y posterior incendio que dejaron al menos 19 muertos y 53 heridos, además de severos daños a la infraestructura del complejo.

El también presidente de Pdvsa dijo que los equipos de trabajo de la industria y de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana se encuentran en el proceso de revisión e inspección, y de identificación y traslado de las personas heridas a los centros de salud.

"Está extinguida cualquier posibilidad de expansión del fuego puesto que se cortaron las alimentaciones en la refinería hacia esa zona, y ahora vamos a controlar los focos de incendio que se han creado tanto en los sellos de un tanque de combustible cercano como en el perímetro de la esfera de gas", declaró.

La onda expansiva derrumbó algunas viviendas y afectó infraestructuras como la del comando de la Guardia Nacional Bolivariana que brinda servicio a la refinería, dijo Ramírez, quien explicó que hasta culminar las tareas de inspección en la zona no se puede precisar información sobre heridos o fallecidos.

El ministro explicó que ahora comenzarán las tareas "de evaluación de daños y aseguramiento de todas instalaciones, y de extinción de los incendios que se han producido a causa de la explosión".

El ministro terminó haciendo un llamamiento a la calma, tras expresar que es comprensible el nerviosismo que provoca en la población el impacto de la onda expansiva. Con respecto específicamente a la explosión, fue enfático al señalar que "ese fue el evento que sucedió, no va pasar más nada".