27 de junio de 2011

Venezuela.- Líderes de El Rodeo aseguran que más de 160 reos han muerto "masacrados" dentro de esa prisión

CARACAS, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

Presuntos líderes de la cárcel venezolana de El Rodeo han divulgado varios vídeos en los que cuentan la "realidad" que se vive en ese penal, donde han muerto más de 160 reos "masacrados", cuyos cuerpos han sido calcinados para que no queden evidencias de las supuestas acciones violentas cometidas por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana.

Los vídeos --cuyos orígenes no han sido confirmados-- fueron colgados en YouTube el fin de semana. En las imágenes aparecen 14 supuestos reclusos encapuchados con el objetivo de dar a conocer a los medios de comunicación y a la comunidad internacional "la realidad" de lo que ha acontecido en ese penal --ubicado a unos 30 kilómetros de Caracas-- desde que comenzó la intervención de la Guardia Nacional Bolivariana hace nueve días.

"Han masacrado a más de 160 compañeros en el Rodeo I", afirma un preso en el primer vídeo, al explicar que las autoridades venezolanas habrían "buscado la manera de calcinar" los cadáveres en el pabellón tres de esa prisión para después sacarlos en los camiones con los que están realizando las labores de limpieza en las instalaciones.

El último recuento de las autoridades venezolanas cifra en 23 el número de presos fallecidos en la reyerta que comenzó el pasado 12 de junio cuando un grupo de líderes --también llamados "pranes"-- lucharon entre ellos por el control del centro penitenciario. Una semana después se ordenó la intervención de unos 5.000 uniformados para intentar reducir a estos cabecillas que todavía mantienen tomado El Rodeo II.

Las familias y algunos internos que han sido liberados han denunciado que los uniformados han perpetrado una "masacre" en las dos secciones de ese recinto judicial. Hace unos días, un supuesto interno logró colgar en Youtube un vídeo en el que muestra los cadáveres de dos presos. Poco antes, un reo que fue liberado informó de que en los pasillos de El Rodeo I había una treintena de cadáveres.

Los "pranes" dieron la semana pasada una tregua a las autoridades para que recogieran cuatro cadáveres en El Rodeo II que estarían en avanzado estado de descomposición. Finalmente el jueves, una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) recogió los cuerpos, los cuales no han sido incluidos en el recuento oficial.

Las cifras de fallecidos que han sido divulgadas corresponden a recuentos que han hecho los medios locales en base a datos proporcionados por fuentes oficiales y a los cuerpos que han sido recuperados del recinto judicial. La mayoría coincide que serían alrededor de 30.

DESAPARECIDOS

Los familiares todavía están a la espera de que las autoridades informen del paradero de decenas de reos que no aparecen en las listas de los 2.500 reclusos que fueron trasladados a otras cárceles, ni tampoco en los listados de aquellos que estarían dentro de los edificios de El Rodeo I y II.

Los "pranes" que aparecen en los vídeos afirman que los internos que no se han incluido en ninguno de los documentos oficiales "están muertos" y aclaran que "es falso" que muchos de ellos hayan sido trasladados a otras cárceles de Venezuela. Denuncian que algunos de los reos que figuran en los listados los colocaron "para hacerles creer a las familias" que han sido reubicados en otros centros.

Las autoridades venezolanas --advierte el portavoz-- lo que supuestamente buscan es "disminuir el numero de reclusos dentro de las cárceles" para poder aliviar el "hacinamiento", considerado uno de los principales problemas que afrontan las cárceles en ese país. "Estamos tratando de evitar que eso se repita a nivel nacional", enfatizan los internos en el mensaje.

"Nos están acribillando, nos están asesinado", asevera el preso, al alertar de que los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana "han seguido atacando a El Rodeo II" utilizando en esta "masacre" algunas "armas de guerra" y "tanquetas", a fin de "justificar los tantos desaparecidos, los cuales están muertos".

Los reos fustigan que el Gobierno venezolano tenga "bajo amenaza" a sus familiares, a la oposición y a los medios de comunicación, a quienes además "se les priva de saber la verdad" de lo que ocurre en El Rodeo I y II. A todos ellos "tratan de tenerlos amordazados y amenazados", reiteran.

Finalmente, hacen un llamamiento a "la corte internacional" para que envíe una comisión a El Rodeo "lo más pronto posible" para que constante de cerca de la situación que se vive actualmente en esa prisión.

La violencia dentro de las dos secciones que componen la cárcel de El Rodeo comenzó el domingo 12 de junio, cuando varios presos se enfrentaron por el control del penal. Unos 5.000 oficiales de la Guardia Nacional Bolivariana lograron tomar El Rodeo I, sin tener el mismo éxito en el segundo módulo de esa prisión, situada en el estado de Miranda (centro-norte).

Los efectivos todavía no han podido sofocar el motín ni reducir a los cabecillas de El Rodeo II que han sido identificados con los alias de 'El Yoifre' y 'Oriente'. Según cifras oficiales, cerca de un millar de internos estarían "secuestrados" por las bandas criminales en esa prisión.

La Fiscalía de Venezuela emitió la semana pasada una orden de captura contra siete agentes de la Guardia Nacional Bolivariana y funcionarios del Ministerio del Interior y Justicia presuntamente implicados en hechos de corrupción y tráfico de armas y drogas a El Rodeo.

Según una denuncia publicada hace unos días por el diario local 'Últimas Noticias', los cabecillas de El Rodeo tendrían en su poder armamento bélico superior al que portan los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, como el Barret.50, un fusil de alta potencia con aplicaciones especiales y con mira telescópica, así como armas R-15, AK 47, rifles y pistolas nueve milímetros.

Cifras de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) revelan que en 2010 murieron 476 reclusos y otros 967 resultaron heridos en hechos violentos dentro de las prisiones venezolanas. Entre 1999 y 2010, el número de presos muertos en reyertas es de 4.506 y el número de heridos habría ascendido a 12.518.

En el capítulo seis del Informe Democracia y Derechos Humanos en Venezuela, la CIDH señala que "el Estado ha fallado en adoptar una política efectiva de prevención de hechos violentos en el interior de los centros de privación de libertad del país" y que "las cárceles de Venezuela son las más violentas de la región".