27 de abril de 2007

Venezuela.- La Xunta pide a la Embajada en Venezuela que haga "las gestiones posibles" ante el secuestro del empresario

Emigración ofreció a la familia "todo el apoyo y ayuda" del Gobierno de Galicia "en estos momentos de inquietud y preocupación"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Xunta de Galicia solicitó hoy a la Embajada de España en Venezuela que emprenda "todas las gestiones posibles" ante el secuestro el pasado sábado del empresario natural de Orense Alberto Cid Souto, de 76 años de edad.

Así, la Administración gallega pidió a la Embajada española en Venezuela que agilice la resolución de estos hechos "en las mejores condiciones posibles".

Además, la Secretaría General de Emigración se puso en contacto con la familia del empresario para ofrecerle, en nombre del presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, "todo el apoyo y ayuda" del Gobierno gallego "en estos momentos de inquietud y preocupación".

Agentes de la Guardia Nacional de Venezuela tratan de localizar al secuestrado el pasado sábado por un grupo armado cuando se encontraba recorriendo una finca junto a ocho trabajadores. Nicolás Alberto Cid es propietario de una de empresas más importantes del país suramericano, 'Grupo Souto', que se dedica a productos agroindustriales de los sectores porcino y avícola.

SECUESTRADORES ARMADOS Y UNIFORMADOS

El empresario fue secuestrado por un grupo de cinco hombres armados que vestían el uniforme de la Guardia Nacional cuando recorría una de sus fincas, de 5.000 hectáreas, conocida con el nombre de 'Hato Baranda', situada en el municipio de Anzoátegui, en el estado Cojedes.

Los secuestradores accedieron al interior de la finca vestidos de agentes de la Guardia Nacional y, simulando que estaban realizando un control rutinario, encañonaron al empresarios y a sus trabajadores, a los que amordazaron. Posteriormente se llevaron a Nicolás Alberto Cid en un coche de su propiedad, que la Policía encontró posteriormente a 18 kilómetros del lugar.

La Policía baraja la hipótesis de que los raptores pertenecen a la guerrilla colombiana y que en el secuestro habrían contado con la colaboración de uno de sus ex trabajadores. Hasta el momento, un total de 25 personas sospechosas de participar en los hechos han sido detenidas. Mientras, un total de 400 agentes participan en la búsqueda de empresario, peinando la zona en la frontera de Cojedes y los Estados de Carabolo y Portuguesa, en la frontera con Colombia.

Nicolás Alberto Cid nació en el entorno del Jardín del Posío de la ciudad de Orense y durante unos años fue empleado de diferentes establecimientos de la capital. En 1958 emigró a Venezuela reclamado por un hermano que residía allí y, en la actualidad, es propietario de una de las empresas más importantes del país suramericano.

El empresario, padre de ocho hijos, ya sufrió en el año 2003 el secuestro de una de sus hijas, aunque todo se resolvió después de que pagase una gran cantidad de dinero a los raptores.