Un vertido en un río de Colombia alcanza los 500 barriles de crudo

Un vertido en un río de Colombia alcanza los 500 barriles de crudo
27 de marzo de 2018 PIXABAY - ARCHIVO

BOGOTÁ, 27 Mar. (Notimérica) -

Un vertido de petróleo hacia el río Sogamoso, en Colombia, ha afectado a más de 20 kilómetros de ecosistema y el balance llega a 500 barriles de crudo mezclados con agua, lodo y material de arrastre esparcidos. El pozo de origen se llama Lizama 158, se encuentra en el municipio de Barrancabermeja (Santander), estaba abandonado y había pertenecido a la empresa Ecopetrol.

Desde Ecopetrol, cuentan que la fuga comenzó el pasado 2 de marzo y que al día siguiente contactaron con la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) de que estaban atendiéndola. "Del 5 al 11 de marzo conseguimos aislar el predio y seguimos con el monitoreo", relatan, según informa 'El País'.

Sin embargo, el día 12 la presión del pozo aumentó y con ello el número de erupciones. "Lo primero que hicimos fue restringir el acceso a la zona y se cortaron las líneas eléctricas por las fugas de gas", detallan desde la petrolera. Como respuesta, Ecopetrol ha contratado a una empresa estadounidense para controlar la presión del pozo y sellar los cráteres.

Las consecuencias de esta emergencia han sido graves. 69 personas han abandonado sus casas y se han realizado 61 consultas médicas preventivas por casos de mareos y vómitos.

En cuanto a la responsabilidad de lo sucedido, se cruzan acusaciones. Por un lado, el Ministerio de Ambiente señala a la petrolera, asegurando su titular, Luis Gilberto Murillo, que "si Ecopetrol no ha cumplido con las actividades de control y manejo ambiental será drásticamente sancionado".

La empresa, por su parte, mantiene que la causa estuvo en unos movimientos sísmicos en Santander justo el día previo a la fuga y la ANLA y la Procuraduría (Fiscalía) de Colombia han iniciado investigaciones para comprobarlo.

El informe anual 2017 de Ecopetrol cuenta que la empresa avisó a la Agencia Nacional de Hidrocarburos de que "el pozo Lizama 158 estuvo en suspensión durante todo un año por problemas mecánicos y por fallas en el revestimiento o la construcción", según informa 'Caracol Televisión'.

Frente a esta información, el ministro ha anunciado que "si se comprueba que la compañía ocultó información relevante que hubiese permitido prevenir esta emergencia ambiental, también habrá sanciones".