27 de marzo de 2015

VIDEO: Así era Nueva York hace 400 años

VIDEO: Así era Nueva York hace 400 años
TED

MADRID, 27 Mar. (Notimérica) -

   El ecologista estadounidense Eric W. Sanderson explicó en un vídeo publicado por TED en 2009, cómo era la ecología del área de Manhattan hace 400 años. Este proyecto fue representado en un mapa 3D, donde se muestra al detalle lo que ahora son manzanas de altos edificios, y el actual Times Square, en cuya posición había pantano.

   Sanderson, de la Sociedad de Conservación de la Naturaleza, anunció en el evento de TED: "mis colegas y yo hemos estado trabajando durante diez años para redescubrir este mundo perdido en un proyecto que hemos llamado 'El Proyecto Manhattan'. Estamos intentando descubrir lo que Henry Hudson vio la tarde del 12 de septiembre de 1609, cuando llegó al puerto de Nueva York".

   El estadounidense, amante de los paisajes estudió ecología paisajística en la Universidad de California. Este campo se dedica a analizar cómo arroyos, prados, bosques y acantilados se convierten en hábitat para las plantas y los animales.

   "Esta experiencia y esta preparación me llevaron a obtener un maravilloso trabajo en la Sociedad de Conservación de la Naturaleza, que actúa para preservar la vida silvestre y los hábitats naturales en todo el mundo. Durante la última década he viajado a más de 40 países para ver multitud de especies animales, pero cada vez que volvía de mis viajes, regresaba a Nueva York", dijo el autor del proyecto.

   Fue entonces cuando se preguntó cómo la ciudad norteamericana se constituyó en el hábitat de plantas y animales, y comenzó a leer sobre la historia y la geografía de Nueva York.

   "A raíz de estas investigaciones me topé con un mapa, anterior a la época de Hudson, perteneciente a la Revolución Americana y hecho por interés militar por cartógrafos del ejército inglés durante la ocupación de la ciudad", explicó Sanderson .

   Este mapa se encuentra en los Archivos Nacionales de Kew y mide 305 metros de largo y 107 de ancho, con el que detalló que actualmente no se pueden ver elementos que antes existían y que han desaparecido: la laguna Collect Pond, las praderas de Lispenard, sustituidas por Tribeca, las playas que suben por el Battery hasta la calle 42, o los dos arroyos que se unieron formando un pantano en Times Square.

EL PASADO DE LA CIUDAD

   El ecologista dijo entonces que "si pudiera referenciar el mapa geográficamente y colocarlo en el de la ciudad actual, podría encontrar los elementos perdidos". Esta primera parte la completaron.

   Sin embargo, otra idea surgió en el equipo: eliminar las calles, edificios, y espacios abiertos y retroceder el mapa en el tiempo, devolviéndolo a sus fundamentos ecológicos. Así, se conocerían las colinas, la hidrología y la costa original del paisaje ecológico original.

   Además, al agregar mapas geológicos, de suelos, se puede hacer un modelo de elevación digital de la topografía, que permitiría indicar las medidas, orientación y pendientes de las colinas.

   Con la recopilación de información se puede conocer dónde se instalaron los indígenas norteamericanos, los Lenape, cuya ubicación era en la zona de Manhattan, que albergaba 55 tipos diferentes de ecosistemas.

   "55 es bastante. En un cálculo por área, Manhattan tenía más comunidades ecológicas por hectárea que Yosemite, que Yellowstone y que Ambaselli. Realmente era un paisaje extraordinario, capaz de dar cabida a una biodiversidad increíble". "Además estudiamos las 85 especies de peces que había en la zona, las gallinas de Heath, y las especies que ya no existen", comentó el ecologista.

   La red estudiada de todas las relaciones y necesidades en el hábitat entre las plantas y animales de Manhattan, lo llamaron 'Red Muir'. Las condiciones de su estructura fue lo que hizo que la naturaleza funcionase.

   Lo llamamos 'Red Muir' por el naturalista norteamericano-escocés John Muir, quien dijo: "Cuando intentamos reconocer algo individualmente, nos damos cuenta de que está firmemente unido a todo en el universo mediante miles de cuerdas invisibles que no pueden romperse".

   A través de estos estudios y la tecnología utilizada, se dio a conocer el mapa, con el que se puede hacer un acercamiento sobre cualquier manzana de Manhattan y ver lo que podría haber existido allí hace 400 años.

   Sanderson concluyó que "con el mapa podemos comparar ambos hábitats aunque realmente estén en el mismo sitio, porque no hay manera de que las ciudades escapen de la naturaleza. Esto es lo que estamos aprendiendo sobre la construcción de ciudades en el futuro".