28 de junio de 2015

La violencia callejera provoca un boom de apps antirrobo en Brasil

La violencia callejera provoca un boom de apps antirrobo en Brasil
PILAR OLIVARES / REUTERS

RÍO DE JANEIRO, 28 Jun. (Notimérica) -

La inseguridad ciudadana que se registra en muchas calles de Brasil ha provocado en los últimos meses el nacimiento de diversas apps para el móvil en las que los usuarios mapean la ciudad avisando a otros usuarios de las calles más peligrosas, una iniciativa que incluso ha servido para que las autoridades tomen nota e intenten incorporar estas prácticas para atajar la violencia.

Un ejemplo es el caso de la web 'Bicicletasroubadas.com.br', creada hace 14 años por un amante de las dos ruedas, Pedro Cury, y que ahora se ha convertido en aplicación móvil ante la creciente demanda de los usuarios, que en lo que va de año ya han denunciado casi 2.500 robos en todo Brasil.

En la web el usuario puede informar de los detalles de su bicicleta robada, su número de serie, subir una foto y esperar a que otro la reconozca y le ayude a recuperarla, aunque esto no es algo que ocurra con frecuencia, explica a Notimérica Cury, que no obstante, ve otras ventajas.

"Por el relato de las víctimas sabemos cómo son los atracos en cada zona. Por ejemplo, cuando ves a un chaval cargando a otro detrás hay que estar alerta, porque normalmente el de atrás salta y te empuja de la bici para robártela", dice.

Concretamente en Río de Janeiro el debate sobre la inseguridad de los ciclistas ha cobrado fuerza después de que hace unas semanas dos jóvenes apuñalaran a un ciclista que paseaba por la Lagoa Rodrigo de Freitas, una zona muy turística de la ciudad, para robarle la bici, causándole la muerte días después.

Las autoridades han tomado nota de la alarma social; desde el Gobierno del Estado se quiere tipificar como un delito específico el robo de bicicletas -hasta ahora cuenta como una atraco genérico- y además se ha impulsado un proyecto piloto para que la policía tenga un espacio en la web 'bicicletasroubadas.com.br' donde pueda exhibir las bicicletas recuperadas, ya que hasta ahora han estado acumulando polvo en una comisaría del barrio de Botafogo.

ESCEPTICISMO ANTE LA POLICÍA.

En cualquier caso, muchos consideran que el poder público se está quedando atrás a la hora de implantar las nuevas tecnologías para garantizar la seguridad. Es lo que piensa Fernando Sandes, creador de la aplicación 'Onde fui roubado' ('Dónde he sido robado'), que funciona como un Google Maps donde los usuarios marcan los rincones dónde han sido atracados y advierten al resto.

La aplicación ya tiene en su base de datos 866 ciudades brasileñas, y permite hacer búsquedas por filtros como 'fecha' o 'tipo de atraco', ya que el usuario que hace la 'denuncia on line' aporta una serie de informaciones que luego llevan a conclusiones estadísticas, como que el 54% de los robos se producen de noche o que en los últimos tres meses ha habido 202 asaltos tan sólo en Río de Janeiro -la cifra real es mucho mayor-.

Otro de los datos que destacan es que más de la mitad de las víctimas -el 51%- decide no denunciar el robo a la policía, en gran parte por las pocas esperanzas de recuperar los bienes robados y de ver a los responsables condenados; una actitud escéptica que Sandes comprende y que cree que podría contrarrestarse si la policía fuera más ágil en los procedimientos, quizá sumándose a la moda de las apps.

Para leer más