7 de abril de 2016

La violencia le costó dos salarios de promedio a cada mexicano en 2015

La violencia le costó dos salarios de promedio a cada mexicano en 2015
REUTERS/MARCOS BRINDICCI

MÉXICO DF, 7 Abr. (Notimérica) -

El impacto económico de la violencia en México ascendió a 2.120 millones de pesos mexicanos (unos 118.000 millones de dólares), una cifra que representa el 13 por ciento del PIB del país y que equivale a dos meses de salario promedio de cada mexicano.

Estos son los datos que arroja el Índice de Paz México 2016, elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz, que muestran que en 2015 México mostró una mejora del 0,3 por ciento en los niveles de paz, una cifra que representa el menor avance en los últimos cinco años.

Sin embargo, el informe demuestra que en un periodo más largo se observa una mejora notable en los niveles de paz desde 2011, año en el que la violencia alcanzó su punto más álgido en México.

Otro de los aspectos preocupantes es la tendencia hacia una mayor impunidad en homicidios, que se deterioró drásticamente a partir de 2007.

Por otro lado, ha aumentado ligeramente la brecha entre los estados más y menos pacíficos. Los cinco estados con los mayores deterioros en la paz desde 2011 son Baja California Sur, Zatacatecas, Oaxaca, Querétaro y Guanajuato, siendo el peor Baja California Sur, donde los homicidios se incrementaron más del triple, de 5,7 en 2011 a 19,8 en 2015. Su tasa de delitos cometidos con armas de fuego se elevó siete veces.

Por otro lado, también ha incrementado el gasto público para luchar contra la violencia desde 2007 en un 12 por ciento anual. Esta tasa es mayor que el aumento promedio del gasto total del Gobierno, que creció un 9 por ciento en el mismo periodo, o en educación, que creció un 7 por ciento.

Además, el índice de Paz ofrece un análisis detallado de las desapariciones en México y establece que la mayoría de las víctimas son jóvenes y de sexo masculino, con frecuencia hombres trabajadores que tienen familia. No obstante, hay algunos estados que enfrentan un mayor número de mujeres desaparecidas.

Según el estudio, las investigaciones independientes sugieren que aproximadamente el 9 por ciento de las desapariciones reportadas están vinculadas a autoridades o grupos que operan en colusión con estas.