18 de mayo de 2016

¿Qué es el virus de la gripe AH1N1, que tiene en alerta a Bolivia?

¿Qué es el virus de la gripe AH1N1, que tiene en alerta a Bolivia?
GETTY

LA PAZ, 18 May. (Notimérica) -

El jefe de la Unidad de Epidemiología del Servicio de Salud (SEDES) de La Paz, Jhonny Ayllón, ha declarado este martes la alerta en el departamento por el aumento en el número de casos registrados de infección de virus de la gripe AH1N1.

"Se registraron 22 casos de AH1N1, siendo que el año pasado solo se registraro siete casos" ha asegurado en una rueda de prensa, según declaraciones recogidas por el diario boliviano 'El Deber'. Este aumento de casos se debe desde su punto de vista, a que la presencia epidémica de infecciones respiratorias agudas se ha adelantado.

El gobierno de Bolivia comenzó el pasado martes una campaña de vacunación contra el virus con 1,4 millones de dosis gratuitas, dirigidas a proteger a los grupos más vulnerables de la población, coincidiendo con el inicio de la estación de invierno en Bolivia que genera problemas respiratorios. Pero, ¿qué es la gripe por AH1N1?

En el año 2009 se generó una variante del virus de la influenza, que se denomino AH1N1, se extendió por algunos territorios y ahora tiene circulación permanente y se exacerba en periodos estacionales.

La gripe por AH1N1 es una infección que afecta a las vías respiratorias altas que incluyen laringe, nariz y la parte alta de la tráquea, pero también puede afectar a pulmones y bronquios. La influenza provocada por el virus se puede complicar en niños pequeños y adultos mayores o en personas diagnosticadas con diabetes, obesidad mórbida, problemas renales o con bajas defensas y se puede complicar por infecciones secundarias por bacterias en las áreas lesionadas, siendo las más comunes las neumonías, otitis, sinusitis, rinitis, bronconeumonía y larigintis obstructuva que en algunos casos puede causar la muerte.

¿QUÉ PUEDE HACER PARA EVITAR LA GRIPE DEL VIRUS AH1N1?

Las personas adquieren el virus desde cerdos que están infectados, sin embargo, algunos casos no tiene antecedentes de contacto con especie porcina o con espacios de medio ambiente donde los haya y la transmisión se ha producido en algunos grupos cerrados de personas.

En todo caso, la transmisión del virus entre humanos se produce a través de las secreciones respiratorias de la persona enferma, cuando tose, habla o estornuda. También por contacto de besos o en un simple apretón de manos con un enfermo, en el caso de que no se las haya lavado. Por lo que se recomienda evitar el contacto con personas enfermas, y en el caso de que así sea es necesario cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo desechable o papel higiénico y lavarse las manos frecuentemente. El riesgo de contagio aumenta en lugares cerrados, con poca ventilación y en sitios de concentración masiva, por lo que se recomienda evitar estos lugares.

Los síntomas son similares a una gripe estacional, fiebre, dolor de garganta, tos frecuente e intensa, dolor de cabeza, dolor de cuerpo, falta de apetito, congestión nasal, malestar general y decaimiento y en algunos casos se puede presentar vómito y diarrea. Estos signos, aparecen entre 1 y 5 días después de haber tenido contacto con alguien enfermo por el virus AH1N1.

Desde la Organización Panamericana de Salud (OPS) se recomienda no automedicarse, porque está práctica puede disminuir los síntomas pero al no ser segura, dificulta y retrasa el diagnóstico. También, se aconseja reposo y tomar abundantes líquidos.

Aún así, se ha demostrado que la forma de evitar la influenza estacional es a través de la vacunación.