27 de agosto de 2020

Por qué algunas personas con VIH mantienen un control natural del virus sin medicación

Por qué algunas personas con VIH mantienen un control natural del virus sin medicación
Sanidad permite hacer test rápidos de VIH en el domicilio, pero sólo se podrán a - MYLAN - ARCHIVO

MADRID, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

Una nueva investigación, que ha secuenciado miles de millones de células de 64 controladores de élite --personas que viven con el VIH que suprimen el virus de forma natural sin la necesidad de medicación-- y 41 personas en tratamiento con medicamentos antirretrovirales (TAR), ha comprobado que en estos controladores de élite los reservorios del virus que se activan cuando se abandona a medicación están contenidos en partes del genoma que los científicos llaman 'desiertos genéticos', según publican en la revista 'Nature'.

A diferencia de las personas tratadas con ART, los reservorios virales de los controladores de élite parecen ser incapaces de reactivarse. Esto probablemente ayude a los controladores de élite a mantener un control del VIH espontáneo y libre de drogas y puede representar una característica distintiva para una cura funcional de la infección por VIH.

El VIH afecta a más de 35 millones de personas en todo el mundo y puede controlarse eficazmente, pero no curarse, con medicación diaria con TAR. Tras la infección, los retrovirus como el VIH colocan copias de su material genético viral en los genomas de las células, creando reservorios virales, santuarios donde el VIH persiste a pesar del TAR, en todo el cuerpo. Cuando se incorpora una copia completa del virus, o el genoma viral intacto, al genoma de una célula, se puede utilizar para crear nuevas copias del VIH.

Para las personas con VIH esto significa que si dejan de tomar el TAR, los genomas virales intactos previamente integrados en los genomas de las células comienzan a hacer nuevas copias del virus, lo que lleva a un rápido rebote viral y una progresión de la enfermedad. El reservorio viral del VIH sigue siendo un gran obstáculo para la cura del VIH.

Los sistemas inmunológicos de los controladores de élite utilizan una respuesta inmunitaria mediada por células T para controlar el virus sin medicación, hasta el punto de que el virus es completamente indetectable mediante ensayos estándar.

Comprender la interacción entre su sistema inmunológico y el VIH puede ser la clave para ayudar al sistema inmunológico de las personas que viven con el VIH a suprimir el virus sin un tratamiento diario, logrando lo que se conoce como una cura funcional.

El laboratorio de Xu Yu, líder del grupo Ragon, en colaboración con los líderes del grupo Ragon Mathias Lichterfeld y Mary Carrington y el director de Ragon, Bruce Walker, estudió el reservorio viral en controladores de élite, utilizando técnicas de secuenciación de próxima generación para mapear con precisión las ubicaciones de los genomas intactos del VIH en el genoma humano. Descubrieron que en los controladores de élite, el VIH a menudo se encontraba en lugares del genoma que los investigadores llaman desiertos genéticos.

En estas partes inactivas del genoma humano, el ADN humano nunca se activa y el VIH no puede expresarse de manera eficaz, sino que permanece en un estado "bloqueado". Esto significa que el VIH está bloqueado en el genoma de la célula y el genoma viral está bloqueado para que no se utilice para crear más virus y, por lo tanto, es incapaz de causar enfermedades.

"Este posicionamiento de los genomas virales en controladores de élite --explica Yu --es muy atípico, ya que en la gran mayoría de las personas que viven con el VIH-1, el VIH se encuentra en los genes humanos activos donde los virus pueden producirse fácilmente".

Cuando los autores recogieron células de controladores de élite y las infectaron con el VIH en el laboratorio, encontraron que el virus estaba integrado en sitios activos en los genomas celulares, no en los desiertos de genes inactivos. Esto sugiere que los reservorios virales únicos de los controladores de élite pueden ser el resultado de su respuesta de células T supresoras del VIH que eliminan genomas virales intactos de los sitios activos.

Si los investigadores pueden identificar qué reservorios virales pueden hacer nuevas copias del virus después de que se detiene el tratamiento, puede ayudarlos a dirigir un tratamiento contra los reservorios activos o con capacidad de rebote.

Este estudio sugiere que si los investigadores pueden activar el tipo de inmunidad de células T que está presente en los controladores de élite, es posible que puedan eliminar los reservorios virales competentes para el rebote en las personas que viven con el VIH, logrando una cura funcional. Se podría permitir que el ADN viral restante, ubicado en partes no activas del genoma humano, exista sin causar enfermedad.

El grupo de Yu tuvo un hallazgo más: uno de sus participantes controladores de élite no tenía el VIH intacto en más de 1.500 millones de células analizadas. Esto plantea la posibilidad de que una "cura esterilizante" del VIH, en la que el sistema inmunológico del participante haya eliminado todos los genomas del VIH intactos del cuerpo, pueda lograrse de forma natural en casos extremadamente raros.