18 de febrero de 2021

Células madre derivadas de tejido adiposo podrían tratar el linfedema

Células madre derivadas de tejido adiposo podrían tratar el linfedema
Archivo - Un ensayo clínico de fase I muestra que las células madre derivadas de tejido adiposo podrían tratar el linfedema - JODI JACOBSON / JODIJACOBSON - ARCHIVO

   MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

   Los resultados de un ensayo clínico de fase I apuntan a que las células madre podrían ayudar a aliviar el linfedema, una enfermedad crónica debilitante que afecta hasta a una de cada tres mujeres tratadas por cáncer de mama, según publican los investigadores en la revista 'STEM CELLS Translational Medicine (SCTM)'.

   El linfedema es una hinchazón debida a la acumulación de líquido en los ganglios linfáticos, vasos que ayudan al cuerpo a eliminar toxinas, desechos y otros materiales no deseados, que generalmente ocurren en un brazo o una pierna.

   Si bien puede ser el resultado de una afección hereditaria, su causa más común en el mundo occidental es la extirpación o daño de los ganglios linfáticos durante el curso del tratamiento del cáncer. Los resultados pueden ser tanto físicos (el área inflamada puede estar rígida y / o dolorida y hay una mayor probabilidad de infección) como cosméticos (la piel puede volverse curtida y cicatrizada, y la extremidad afectada puede estar muy inflamada y deformada).

   Mads Gustaf Jorgensen, del Departamento de Cirugía Plástica del Hospital Universitario de Odense, en Dinamarca, y autor del estudio señala que "las pacientes con linfedema relacionado con el cáncer de mama tienen una calidad de vida y una función del brazo reducidas. Los tratamientos actuales son solo paliativos; el objetivo es controlar la afección mediante el ejercicio, las prendas y bombas de compresión, el drenaje manual, el cuidado meticuloso de la piel, la terapia y un estilo de vida saludable".

   "Sin embargo, aunque faltan tratamientos para mejorar el linfedema, los estudios preclínicos sugieren que las células regenerativas derivadas del tejido adiposo pueden aliviar el linfedema --prosigue--. Por lo tanto, nos propusimos evaluar si estas células pueden aliviar el linfedema en la realidad clínica con un seguimiento a largo plazo".

   El criterio de valoración principal del estudio fue el cambio en el volumen del brazo, con criterios de valoración secundarios de seguridad, cambio en los síntomas del linfedema, calidad de vida, celulitis asociada al linfedema y uso de tratamiento conservador.

   Para llevar a cabo su estudio, el equipo trató a 10 pacientes de linfedema relacionado con el cáncer de mama con células regenerativas derivadas del tejido adiposo, que se obtienen de la grasa adulta, y una lipotransferencia que libera cicatrices a la región axilar. Cuando realizaron un seguimiento de cada paciente a intervalos de 1, 3, 6, 12 y 48 meses después del tratamiento, no vieron una disminución significativa en el volumen del lifedema.

   "Sin embargo --relata el doctor Jorgensen--, la discapacidad autoinformada de las extremidades superiores y la pesadez y tensión del brazo mejoraron. Seis pacientes redujeron el uso del tratamiento conservador con células regenerativas derivadas del tejido adiposo. Cinco sintieron que su linfedema había mejorado sustancialmente y cuatro de ellas volverían a realizar el tratamiento. No observamos ningún caso de recidiva locorregional de cáncer de mama".

   "Esto nos ha llevado a concluir que las células regenerativas derivadas del tejido adiposo administradas por vía axilar y la lipotransferencia son seguros, factibles y mejoran los síntomas de linfedema y la función de las extremidades superiores. Su efectividad se observó poco después del tratamiento y se mantuvo durante hasta cuatro años. Se necesitan ensayos controlados aleatorios para confirmar la resultados de este estudio", añade.

   "Estos resultados son ciertamente prometedores porque la terapia parece ser segura, factible y mínimamente invasiva --resalta Anthony Atala, editor en Jefe de 'STEM CELLS Translational Medicine' y Director del Wake Forest Institute for Regenerative Medicine.

   "Este estudio destaca la capacidad de estas células madre derivadas de la grasa para aliviar potencialmente el linfedema y la celulitis en los pacientes. Esperamos la continuación de esta investigación para documentar aún más la eficacia clínica", destaca.

Contador