21 de noviembre de 2019

La obesidad supone un aumento del 20% del gasto sanitario per cápita

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

La obesidad supone un aumento del 20 por ciento del gasto sanitario per cápita, es decir, tres veces superior al de una persona con peso óptimo, según el informe 'Abordaje de la obesidad y la cirugía bariátrica', elaborado por la Firma de Servicios Profesionales EY con la colaboración de Ethicon (Johnson & Johnson Medical Devices), la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad (SECO) y la Sociedad Española del Estudio de la Obesidad (SEEDO-SEO), y cuyo objetivo es dar a conocer la situación actual del abordaje terapéutico de la obesidad, destacando las principales barreras e ineficiencias en el tratamiento, así como las necesidades no cubiertas de los pacientes.

Así, la obesidad es uno de los problemas de salud más importantes dentro del sistema sanitario. En concreto, el coste atribuible a la obesidad y a sus comorbilidades es de unos 2.880 millones de euros anuales, representando el 7 por ciento del gasto sanitario nacional.

Dentro de España, Madrid tiene uno de los índices más elevados de población con sobrepeso y obesidad, afectando al 39 por ciento y el 24 por ciento de la población, respectivamente. La obesidad es, además, la cuarta enfermedad más frecuente entre las patologías seguidas desde Atención Primaria de dicha comunidad.

Por su parte, Jaime del Barrio, senior advisor de Healthcare & Life Sciences en EY, señala que " a través de este informe se hace un análisis detallado del diagnóstico y tratamiento de los diferentes tipos de obesidad, identificando áreas de mejora en el abordaje integral del paciente con obesidad en la Comunidad de Madrid".

CIRUGÍA BARIÁTRICA

Entre las opciones de tratamiento, la cirugía bariátrica es el método más coste-efectivo para combatir la obesidad, realizándose un total de 1.200 cirugías bariátricas anuales en 18 hospitales de la comunidad. Supone un ahorro significativo por paciente a largo plazo, que es superior si el paciente presenta algún tipo de comorbilidad. Además, mientras que con el tratamiento farmacológico se puede alcanzar una pérdida de peso de hasta un 10 por ciento y con las técnicas endoscópicas de entre el 20 por ciento y el 30 por ciento, con la cirugía bariátrica se alcanza una pérdida de peso más notable, siendo superior al 40 por ciento en la mayoría de los casos.

Dentro del mencionado tratamiento, las técnicas más utilizadas son la gastrectomía vertical y el bypass gástrico, ya que presentan una tasa de éxito que asciende al 80 por ciento, así como un riesgo de morbilidad y de mortalidad bajo, siendo del 7 y del 0,5 por ciento, respectivamente.

"La cirugía bariátrica y metabólica supone un cambio de 180 grados para la vida de los pacientes obesos, no solo por la reducción de peso que consiguen, sino por lograr resultados a largo plazo y conseguir una notable mejoría en las diferentes enfermedades asociadas", resalta el jefe de servicio de Cirugía del Hospital Clínico San Carlos y director de la Unidad de Tratamiento Multidisciplinar de la Obesidad del Hospital Madrid Montepríncipe, Antonio Torres.

A pesar de las ventajas que implica la cirugía bariátrica, en España solo se realizan 6.000 cirugías anualmente, lo que significa que solo un 5 por ciento de los candidatos a la cirugía es finalmente intervenido. Por ello, señala Torres, es necesario mejorar la accesibilidad a estas operaciones, ya que actualmente existen diferencias de igualdad entre las CCAA.

Los pacientes candidatos a ser intervenidos de esta cirugía son aquellos que presentan obesidad grave, es decir, con un Índice de Masa Corporal (IMC) mayor de 40 o mayor o igual a 35 pero con enfermedades asociadas. "Sin embargo, en la actualidad, hay un gran consenso para valorar como candidatos también a pacientes con IMC más bajo pero que padecen enfermedades que no son correctamente controladas con un tratamiento médico intensivo, como la diabetes", señala Torres.

Asimismo, cabe destacar los retos del abordaje de esta patología, centrados en el enfoque multidisciplinar de la misma. En este sentido, el coordinador de la Unidad de Obesidad Mórbida del Hospital Universitario de Getafe, "es esencial contar con un equipo multidisciplinar de la Unidad de Obesidad que integre globalmente la valoración inicial psicológica y endocrinológica, la indicación de cirugía, la técnica y el seguimiento nutricional, el control de la medicación y la actividad física".

"En esta atención de los pacientes con obesidad el que da un soporte principal es el médico de cabecera. Sin embargo, cada vez llegan más pacientes derivados de otras áreas como Medicina Interna, Aparato Digestivo, Traumatología o incluso Ginecología y Obstetricia por problemas de infertilidad a causa de la obesidad", asegura al respecto el jefe de Servicio de Cirugía General y Digestiva del Hospital Universitario Infanta Sofía, Antonio Picardo.

Contador

Lo más leído