8 de julio de 2020

Las parejas sobreestiman el éxito de la fecundación in vitro

Las parejas sobreestiman el éxito de la fecundación in vitro
Las parejas sobreestiman el éxito de la fecundación in vitro, según un estudio - PIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las parejas que se embarcan en la fecundación in vitro (FIV) para tratar su infertilidad tienden a sobreestimar sus posibilidades de éxito, según un estudio prospectivo de 69 parejas que tienen al menos su segundo intento de tratamiento. Tal exceso de optimismo, sugieren los autores, puede ser una fuente de angustia o incluso una razón para suspender su tratamiento.

Los resultados del estudio serán presentados este martes por la embrióloga Johanna Devroe, del Hospital Universitario de Lovaina, en Bélgica, durante la reunión anual en línea de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE, por sus siglas en inglés).

Estudios anteriores han sugerido que las parejas generalmente tienen cierto grado de optimismo al iniciar el tratamiento, pero, dice Devroe, "según nuestro conocimiento, las tasas de natalidad esperadas por los pacientes durante su ciclo de FIV aún no se han estudiado y en comparación con su pronóstico individual. Además, no se sabe si estas tasas de natalidad esperadas se ven afectadas por factores como el género y el nivel general de optimismo de un individuo".

De este modo, el estudio midió las expectativas individuales de una pareja sobre su tratamiento y su disposición natural al optimismo de acuerdo con un cuestionario validado. Además, el estudio utilizó un modelo matemático para calcular el pronóstico de FIV de cada pareja teniendo en cuenta los factores clínicos y de laboratorio. Esto permitió que el estudio calcule los grados de estimación errónea para el miembro masculino y femenino de cada pareja.

La predicción media calculada de nacimientos vivos entre los participantes del estudio fue del 32%, después de los tratamientos con transferencias de embriones frescos y congelados. Sin embargo, el 85% de las parejas femeninas sobreestimaron sus posibilidades (en un 34% en promedio), con casi la mitad de ellas esperando que su tasa de natalidad sea más del doble de su pronóstico de tratamiento.

Del mismo modo, el 88% de los hombres sobreestimó sus resultados, y el 54% esperaba que su tasa de natalidad fuera más del doble de su pronóstico calculado.

Cuando se hicieron comparaciones entre las parejas femeninas y masculinas, se descubrió que los hombres generalmente tenían expectativas significativamente más altas que sus parejas femeninas (64% frente a 59%), aunque las parejas no diferían en sus niveles generales de optimismo. De hecho, la correlación entre sus tasas de éxito anticipadas y su nivel general de optimismo fue generalmente débil.

Si bien se trata de un estudio de un solo centro y ningún estudio ha comparado las expectativas de los pacientes con el pronóstico de esta manera, Devroe señala que los estudios en varios países han indicado que los futuros pacientes de FIV (y el público en general) tienen altas expectativas de éxito por la prensa e internet, además de sus propias clínicas.

"Las clínicas comparten tasas promedio de éxito en sus sitios web --explica Devroe--, pero a menudo solo son relevantes para una población de referencia de pacientes más jóvenes. Y muchos pacientes no creen que las tasas promedio de éxito se apliquen a ellos. Esperan un mayor éxito, pensando en su estilo de vida saludable o en sus médicos experimentados".

Por ello, considera que las clínicas deben trabajar en establecer expectativas realistas. "Ahora estamos investigando esto, para ver si revelar la tasa de éxito prevista de un individuo en lugar de la tasa de éxito promedio de una clínica ayuda a establecer expectativas realistas", añade.

Ya hay alguna evidencia de otros investigadores de que las expectativas poco realistas resultan en una mayor decepción, lo que a su vez puede llevar a algunos pacientes a abandonar el tratamiento.

"Actualmente estamos siguiendo a las parejas de nuestro grupo de estudio para correlacionar niveles de expectativas poco realistas con niveles de decepción y absorción de otro ciclo de FIV", explica Devroe.