23 de abril de 2015

El riesgo de infección humana por la cepa de gripe aviar en EEUU es bajo

El riesgo de infección humana por la cepa de gripe aviar en EEUU es bajo
JAMIE MCDONALD/GETTY

CHICAGO (ESTADOS UNIDOS), 23 Abr. (Reuters/EP) -

La cepa de gripe aviar que ha sido identificada en una docena de estados de Estados Unidos y obligó a sacrificar a más de siete millones de aves es diferente al virus H5N1 que se ha propagado de pájaros a humanos en el pasado, según ha explicado este miércoles un funcionario de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Un análisis genético de los virus de aves que circulan en Norteamérica, incluida la cepa H5N2, mostró que no contienen los marcadores que en el pasado han sido relacionados a brotes más severos en aves y contagios a humanos, ha agregado Alicia Fry, médico de la unidad de 'influenza' del CDC, en una conferencia telefónica con periodistas.

Desde el año 2003 ha habido cerca de 650 casos de infecciones humanas con la cepa H5N1, registradas en quince países diferentes, según el Departamento de Servicios Humanos y de Salud de Estados Unidos.

No ha habido casos en humanos de la enfermedad altamente contagiosa desde que comenzó el brote en Estados Unidos a inicios del año, el más extendido de la gripe aviaria en toda Norteamérica en más de tres décadas.

En los casos que han involucrado el contagio a humanos fuera de Estados Unidos, la enfermedad provocada por el virus H5N1 se ha desarrollado sólo entre personas que tuvieron contacto directo con aves infectadas.

En cualquier caso, existe siempre una gran preocupación con cualquier nuevo virus de la gripe en aves por el hecho de que pueda mutar y se vuelva altamente contagioso entre humanos. "En este punto, no sabemos mucho sobre estos virus", ha indicado Fry. "Han sido identificados recientemente", ha apostillado.

Fry ha añadido que actualmente "parece que el riesgo de infección humana es muy bajo", pero advierte de que "esta es una situación que está evolucionando rápidamente". Por ello, los CDC observarán a cualquier persona que haya sido expuesta al virus en Estados Unidos. Al menos cien personas han sido sometidas a un seguimiento hasta el momento.