18 de junio de 2009

Venezuela ordena cuarentena a crucero por gripe H1N1

CARACAS (Reuters/EP) - Un crucero español fue puesto en cuarentena el miércoles frente a la turística isla venezolana de Margarita, luego de confirmarse tres casos de influenza H1N1 a bordo y de que Barbados y Granada no dieron permiso a sus pasajeros para desembarcar en su territorio.

El buque Ocean Dream, operado por una unidad de Royal Caribbean Cruises, y sus más de 1.200 ocupantes arribaron a la isla registrando 14 posibles casos de la gripe y no se les permitirá bajar de la nave durante una semana, dijeron funcionarios venezolanos.

"Se detectó el virus en tres tripulantes y el buque deberá permanecer ahora en cuarentena hasta el día 24 de junio", dijo a la agencia estatal de noticias Jorge Alchaer, presidente de la Corporación de Salud del estado Nueva Esparta.

El lunes, el crucero Ocean Dream operado por Pullmantur atracó en Granada, pero no se permitió el desembarco de nadie a bordo debido a reportes de que varios pasajeros presentaban síntomas de influenza, dijo un portavoz del Ministerio de Salud local.

El siguiente destino de la nave fue Barbados el martes, pero funcionarios de salud se negaron a permitir que el buque anclara en sus costas debido a que 43 tripulantes mostraban síntomas de influenza, dijo el Ministerio de Salud de Barbados en un comunicado.

Royal Caribbean, con base en Miami y propietaria de Pullmantur, dijo que no comentaría la situación. No fue posible contactar inmediatamente a representantes de Pullmantur.

Muchas de las islas caribeñas dependen de la llegada de cruceros para entrada de divisas que ayuden a sus debilitadas economías.

Varios estados del Caribe han reportado casos confirmados de la influenza H1N1, que fue declarada pandemia la semana pasada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Venezuela ha confirmado al menos 45 contagios, sin registrar muertes. Una persona murió debido al virus en la vecina Colombia.

El presidente ejecutivo de Royal Caribbean, Richard Fain, dijo la semana pasada que el brote de influenza había tenido "un corto, pero altamente disruptivo impacto en nuestras operaciones", aunque agregó que los buques estaban regresando a sus itinerarios normales.

(Por Fabián Andrés Cambero, con reporte adicional de Jane Sutton y Pascal Fletcher. Editado por Juana Casas)